2018/08/30

¡El Reino De Dios Es Falso!


diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. (Marcos 1:15)

Saludos. Muchas personas tienen un concepto de Cristo como alguien caracterizado por el amor, la compasión, y la dulzura, y por supuesto, esto es completamente cierto, pero no es toda la verdad. Dios NO ES SOLO AMOR, el es JUSTO y es SANTO, y todos sus atributos descansan  en su Santidad. Por lo tanto ese amor enfermizo que hoy se distorsiona y mal aplican diciendo: "No juzguen porque Dios es amor"; entonces NO OLVIDEMOS que el amor de Dios es JUSTO(que no tomara por inocente al culpable) y es SANTO(que no admite pecado)(Números 14:18)

Jesús, tuvo numerosos y duros enfrentamientos con los religiosos de su tiempo. La razón estaba en que El nunca dejó de señalar el error y denunciar el pecado(Mateo 23, Marcos 12:24-27).

"Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?" (Marcos 12:24)

En este pasaje, el Señor se queja del mal uso que hacían de las Escrituras y de lo atrevida que era su ignorancia. La razón estaba en que ellos citaban la Biblia de forma superficial, con ideas preconcebidas, y sin detenerse a ver las múltiples indicaciones que en ella hay sobre la vida. ¿Algo parecido con algunos cristinos de hoy día?

Desgraciadamente esto sigue ocurriendo con mucha frecuencia. Muchos de los que critican la Biblia, y los que la leen superficialmente, tienen que confesar que nunca se han detenido a examinar las evidencias acerca de su carácter sobrenatural y exhortatorio. Todo el conocimiento que tienen de las Escrituras les viene a través de las enseñanzas de incrédulos, escépticos, y de quienes, de alguna manera, se benefician económicamente; pero no de haberlas estudiado directamente, por lo que su conocimiento será siempre incompleto, peligroso y tendencioso.

De aquí, “El peligro de no leer.” No cabe duda de que, las edades más oscuras y tenebrosas que el cristianismo ha vivido han sido aquellas cuando la Biblia se retiró de las manos del pueblo. Pero parece que no terminamos de aprender de los errores del pasado, porque en el tiempo presente, aunque tenemos el privilegio de disponer de la Biblia en nuestro propio idioma, y en todos los formatos; sin embargo, la mayoría de la llamada cristiandad sigue desconociendola.

Dejar que te lean las Escrituras, es dar por aceptada toda falsa enseñanza, lo que, sin saberlo, puede convertirte en un Prevaricador(en sentido bíblico, es hacer omisión a la Palabra de Dios, con dolo o engaño). Los hermanos de Berea se cuidaban mucho de eso:

"Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así." (Hechos 17:10)

Una de las tantas falsas enseñanzas y omisiones, es acerca del "Reino de Dios." Digo omisiones, porque muchas veces o es mal enseñado, o lo omiten para predicar solamente sobre "La gracia de Dios", que "Dios es solo amor", y que "La voluntad de Dios es que prosperes en todas las cosas(teología de la prosperidad)."

Y por supuesto que debemos saber y entender "La gracia de Dios" (Leer Romanos), pero si leemos con atención los Evangelios, podemos percibir que, el centro del mensaje de nuestro Señor Jesús, consiste en el anuncio del "Reino de Dios." 

Y así, comenzó su predicación:

diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. (Marcos 1:15)

Pero, ¿Y que es "el Reino de Dios"?¿es lo mismo que "el Reino de los cielos"?

La frase "el Reino de Dios", aparece 68 veces en diez libros diferentes del Nuevo Testamento. Mientras que la frase "el Reino de los cielos", aparece 32 veces solo en el Evangelio de Mateo.

En esencia, "el Reino de los cielos" es sinónimo de "el Reino de Dios." De tal manera que, al explicar el significado de una de las frases, estamos explicando el significado de la otra. El Reino de los cielos es la esfera en la cual se reconoce la soberanía y autoridad de Dios. La Palabra "cielo" se utiliza para representar a Dios. En cualquier lugar donde se acepte la soberanía, autoridad, y el gobierno de Dios, allí esta presente Su Reino. 

Los Judíos, aun hoy en día, por respeto y reverencia, omiten decir el nombre de Dios, y al escribirlo no lo hacen completo. Por ejemplo: "Di-s." Esta podría ser también una de las razones por las que, hay dos frases distintas que significan los mismo. Si leemos atentamente el Evangelio de Mateo, cuando se pronuncia la frase "el Reino de los cielos", este es pronunciada por Judíos. En cambio la frase "el Reino de Dios", es pronunciada por quienes no son Judíos, y también por Jesús, quien indistintamente utilizaba ambas frases. Veamos:

"Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielosOtra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios." (Mateo 19:23-24)

En términos generales, "el Reino de Dios", es el reinado de un Dios eterno y soberano sobre todo el universo(Salmo 103:19, Daniel 4:3, Romanos 13:1).

Mas concretamente, el Reino de Dios es un reinado espiritual(Juan 18:36) en los corazones y en las vidas de aquellos que, están dispuestos a someterse a Su autoridad. Jesús predicaba que quienes querían hacer parte de este Reino, el arrepentimiento era necesario(Mateo 4:17), y que, los que no nazcan de nuevo, y los malvados, no harán parte de el(Juan 3:5-7, 1 Corintios 6:9).

Escatológicamente(¿que es esto? Aquí), "el Reino de Dios" y "el Reino de los cielos" tienen una diferencia. El primero es en el cielo, la vida eterna, del que harán parte los salvos y los santos. Y el segundo es en la tierra, el milenio, el reinado de Jesucristo en la tierra por mil años, del que solo harán parte los santos(Hebreos 12:14)

La Biblia tiene misterios y revelaciones que, Dios les muestra a unos pocos. Si tienes un corazón dispuesto a recibir sus necesarias instrucciones, quizás, si es su voluntad contigo, seas uno de ellos. Finalmente, acojamos la siguiente recomendación de nuestro Señor Jesucristo: 

"Y llamando a sí a la multitud, les dijo: Oíd, y entended." (Mateo 15:10)

¡No es solo escuchar o leer, hay que saber entender!




Referencias: Biblia-gotquestion-lodicelabiblia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.