2018/07/26

¿Por Que Sufres?


Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.(Filipenses 4:7)

Saludos. "Aferrarse al odio es como tomar veneno y esperar que el otro muera." Eso es lo que nos pasa cuando recordamos la ofensa en carne viva como si estuviera pasando ahora mismo. Recordar de esa forma es revivir el momento una y otra vez, contaminando nuestra alma y enfermando nuestro cuerpo con el sentimiento que resulta de esto. 

La mente, cuando esta contaminada, se encarga de recordarnos ahora esos malos recuerdos que sentimos reales, intactos, y presentes. Nuestro lóbulo frontal cerebral se activa aumentando nuestros niveles de dopamina; inactivando así, la zona de nuestro cerebro encargada del autocontrol, se aumenta nuestra presión sanguínea y nuestro ritmo cardíaco, segregamos adrenalina, noradrenalina, cortisol, y otras hormonas toxicas para nuestro organismo. Y así, una y otra vez, a base de repetición y acumulación, nos vamos enfermando.

¿Tus recuerdos son con rabia y con dolor? Si es así, no ha habido perdón porque el primer indicador de que si se perdonó, es que ese recuerdo ya no daña, no lastima, no hiere, no afecta. 

¡Que difícil es perdonar! Y mas aún, cuando pensamos que, el beneficiado va a ser el otro. Sin embargo, cuando se logra, su efecto es de sanación, paz, y  tranquilidad.

Claro que, hay muchos casos en los que tu intranquilidad o falta de paz con tu pareja o entorno, no se debe a que te hayan ofendido o cometido alguna falta: "Simplemente, hacerte la victima, es tu estilo de vida."

En psicología, hacerse la victima, es llamado "Síndrome de Mártir", se refiere a una persona que adopta una actitud de Victima con el deseo de ser un mártir, para su propio bien, con la búsqueda del sufrimiento o la persecución. Un tipo de complejo de mártir acarrea un sufrimiento intencional en el nombre del amor o el deber. Esto se ha observado en la mujeres, especialmente en las familias pobres, así como en las relaciones codependientes o abusivas.(Wikipedia) 

Debes saber que la gente con síndrome de mártir sufre principalmente por elección propia. Cuando alguien tiene esta patología, a menudo elige seguir sufriendo en vez de arreglar el problema, porque piensa que su sufrimiento le otorga la plenitud y realización requeridas para llevar una vida significativa y llena. Más que nada, una persona con síndrome de mártir persigue el reconocimiento y la aprobación de aquellos de su entorno(y también fastidiarles la vida por gusto)...seguir leyendo sobre esta patología Aquí.

¿Por que sufres? ¿Quieres tener verdadera paz? Hoy día son muy pocas las personas que pueden y quieren disfrutar de una vida tranquila, a pesar de las circunstancias. Vivimos en una sociedad donde los conflictos son el pan de cada día, y las actitudes hostiles se han convertido en parte de la personalidad del hombre. Hogares, si así se les puede llamar, que en lugar de ser sanos, humildes, y estar llenos de amor y paz, son verdaderos campos de batalla

"Es por lo anterior que, muchos se ahogan en sus emociones por no poder conseguir una tranquilidad que, solo es producida por la paz de Dios."

"Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." (Juan 16:33)

Aunque son muchas las personas que, tienen como estilo de vida "el sufrir", hay otro grupo significativo que, esta en la búsqueda de esa paz y tranquilidad interior, y por esto, recurren a las diferentes religiones, seminarios de meditación, psicología, yoga, etc. Pasan de un estado de esclavitud a otro. Otros creen que pueden encontrarla en la naturaleza, por lo que se van de vacaciones a centros terapéuticos de aguas termales o practicando excursionismo. Y pronto se dan cuenta que esa paz, si la encontraron, es totalmente pasajera.

Pero, ¿donde podemos hallar verdadera paz? La Biblia nos dice que esta paz proviene de nuestro Dios Todopoderoso:

"Y el Dios de paz sea con todos vosotros. Amén." (Romanos 15:33)


No sera una paz efímera, como la que se obtiene a través de acuerdos o con los métodos anteriores, sino que esta será permanente.

Pero, ¿es posible hallar paz en nuestro interior en estos tiempos tan difíciles, con nuestra pareja, y entorno? Las Escrituras nos dicen:

"Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos! Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo JesúsPor lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros." (Filipenses 4:4-9)

Esta paz que proviene de Dios, nadie puede alcanzarla por si mismo, ya que ella "sobrepasa todo entendimiento." 

La paz de Dios, se impone sobre nuestras inquietudes y temores, y sobre cualquier patología que nos esclavizan en "sufrir", y que mayormente provienen de una visión limitada o errónea que tenemos de las cosas(muchos no aceptarán esto; son los que creen que siempre tienen la razón). Inclusive cuando no podemos ver la salida, si tenemos fe en Dios, su paz nos da tranquilidad, para El nada es imposible:

"Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios." (Marcos 10:27)


La fe y la confianza que ponemos en Dios, nos evitará preocuparnos en exceso. La paz de Dios actúa como un guardián que, nos protege, nos guía, y nos da seguridad, contra las preocupaciones que NO son necesarias, y que muchas veces suelen ser provocadas por la búsqueda persistente de los bienes materiales.

En vez de salir a buscar ayuda donde no la hay(spa, religiones, etc.), debemos esforzarnos por conocer mejor a Dios(esto se logra escudriñando mejor su Palabra que, esta en la Biblia), teniendo una relación y comunión con El a través de la oración, al igual que haciendo su voluntad. De esta manera, tendremos una vida mas tranquila, feliz y en paz. Y aunque hacer Su voluntad no es fácil, todo esfuerzo que hagamos nos sera recompensado. 

Creamos en las siguientes promesas, y si tenemos fe en Dios, muy seguramente alcanzaremos, eliminando los vicios que nos enferman, esa paz y tranquilidad que, solo provienen de El:

"Honra es del hombre dejar la contienda; Mas todo insensato se envolverá en ella." (Proverbios 20:3)

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo." (Juan 14:27)

"Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz." (Romanos 8:6)

"Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos." (Colosenses 3:15)

"Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño; Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala." (1 Pedro 3:10-11)

¡Que el Dios de la paz los bendiga!


Referencias: Biblia - nuestroDios-com.cdm.ampproject.org



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.