9/04/2017

¡Culpables y Salvos!


Porque no hay acepción de personas para con Dios. Porque todos los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados: Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados. Porque los gentiles que no tienen la ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley a sí mismos: Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres.(Romanos 2:11-16)

Saludos. Es increíble que, aun hoy en día, por ignorancia bíblica y por alienación, muchos crean que la "Salvación" solo les pertenece a ellos, y que ademas, son santos*.  

A estos, quiero decirles que Dios no hace diferencia entre uno y otro, Dios siempre mira los corazones, nunca las apariencias. Todos somos pecadores, y no quedaremos libres de culpa solamente por escuchar la Palabra, sino por obedecerla. Muchos no conocen la Biblia, pero por sus acciones, se nota que la llevan escrita en sus corazones(Romanos 2:1-16).

Pero, *¿Quienes son Santos? Veamos que dicen las Escrituras:

Son el cuerpo de Cristo, los cristianos, la iglesia. Todos los cristianos son considerados santos. Todos los cristianos son santos... y al mismo tiempo son llamados a ser santos.

1 Corintios 1:2 dice claramente: “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos...” Las palabras “santificados” y “santos” provienen de la misma raíz griega, como la palabra que es traducida comúnmente como “santos”. Los cristianos son santos, en virtud de su unión con Jesucristo. Los cristianos son llamados a ser santos, para que permitan que paulatinamente su vida se ajuste cada vez más a su posición en Cristo. Esta es la descripción bíblica y el llamado de los santos.

¿Qué entiende por “santos” la Iglesia Católica, en comparación con la enseñanza bíblica? No mucho. En la teología Romana Católica, los santos están en el cielo. En la Biblia, los santos están en la tierra. En la enseñanza Romana Católica, una persona no se convierte en santo, a menos que él/ella sea “beatificado” o “canonizado” por el Papa o un obispo prominente. En la Biblia, cualquiera que ha recibido a Jesucristo por la fe, es santo. En la práctica Romana Católica, los santos son reverenciados, se les reza y en algunos casos, son adorados. En la Biblia, los santos son llamados a reverenciar, adorar y orar únicamente a Dios.

La Salvación es un Regalo inmerecido, por misericordia, por los méritos únicos y suficientes del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo en la Cruz:

"Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús." (Romanos 3:21-26)

Los religiosos están convencidos de que, pueden guiar a los ciegos y alumbrar a los que están en la oscuridad; de que pueden instruir a los ignorantes y orientar a los sencillos, ya que creen tener el conocimiento de la Verdad. Si es así, ¿Por que no se enseñan a sí mismos?¿Si predicas que no se debe hacer esto o lo otro, por que lo haces? Presumen del conocimiento de la Palabra, pero deshonran a Dios al desobedecerla. Con razón dicen las Escrituras:"Los paganos e incrédulos ofenden a Dios por culpa de ustedes." El verdadero cristiano lo es interiormente, es cosa del corazón; no depende de reglas escritas, sino del Espíritu. Los que son así, son aprobados por Dios y no por los hombres(Romanos 2:17-29).

Todos somos culpables. Nadie es mejor que otro, todos estamos bajo el poder del pecado. Dios no declara a nadie libre de culpa por cumplir la ley, ya que ésta solo sirve para hacernos saber que somos pecadores. Dice:

"¡No hay quien haga lo bueno!¡No hay ni siquiera uno! No hay quien tenga entendimiento; No hay quien busque a Dios. Todos se han ido por el mal camino; todos por igual se han pervertido." (Romanos 3:10, Salmo 14:1-3, 53:1-3)

Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, nos libra de culpa por medio de la fe en Jesucristo; y lo hace por igual con todos los que creen. Este perdón se alcanza por fe, y demuestra que Dios es justo y que, si pasa por alto nuestros pecados, es a causa de su gran amor y paciencia. No hay mas que un Dios, el que libra de culpa a los que tienen fe y se arrepienten, sin tener en cuenta si eres judío o no, si eres blanco o negro, si eres homosexual o heterosexual, si eres discapacitado o no, si eres rico o pobre, si eres católico o protestante(Romanos 3:21-31).

Así que, estando ya libres de culpa por medio de la fe y el arrepentimiento, tenemos paz con Dios por medio de Jesucristo, y si perseveramos con firmesa en la fe, tenemos la esperanza de hacer parte en la Gloria de Dios. Y no debemos alegrarnos solamente en ésta promesa, sino alegrarnos también en el sufrimiento; ya que sabemos que éste nos da firmeza para soportar, y salir aprobados; ésto nos llena de esperanza, porque Dios a llenado con su amor nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha dado(Romanos 5:1-11).

¡Todos somos Culpables, todos somos Salvos!

Referencias: Biblia - gotquestion.


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia. ¡Si yo puedo, tu puedes! Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.