7/20/2017

Lealtad y Fidelidad


No defraudando, antes mostrando toda buena lealtad, para que adornen en todo la doctrina de nuestro Salvador Dios.(Tito 2:10)

Saludos. La lealtad y la fidelidad son factores importantes de autorealización y felicidad personal. Son cualidades esenciales que, no todos los seres humanos poseemos, pero que, si quisiéramos, podríamos llegar a tener. 

"Lealtad" y "Fidelidad", suelen confundirse, definamos ambos términos antes de entrar en materia:

Lealtad. Sentimiento y practica de una alianza libre y dedicada a una persona, grupo, institución o principio, que regula la conducta personal en términos de servicio, sentido de equipo e identificación con el todo. 

Fidelidad. Firmeza y constancia en los afectos, ideas y obligaciones, y el cumplimiento de los compromisos establecidos.

Para aclarar mejor:

La Fidelidad es la capacidad espiritual -el poder o la virtud- de dar cumplimiento a las promesas. Dios es fiel(1 Tesalonicenses 5:24, Hebreos 6:13-15, Josue 21:45, Salmo 101:6, Apocalipsis 19:11, Salmo 100:5).

La Lealtad es un valor que básicamente consiste en no darle la espalda a determinada persona o grupo social a los que se este unido por lazos de amistad o cualquier otro tipo de relación(Filipenses 2:15, Filipenses 4:8).

El Matrimonio se puede tomar como un ejemplo practico, ya que en las relaciones de pareja, puede haber fidelidad mas no lealtad, puede haber lealtad mas no fidelidad, o puede que, ninguna en el peor de los casos, o ambas en el mejor de los casos.

No eres fiel en tu matrimonio cuando mantienes relaciones afectuosas con otras personas fuera de él. No eres leal en tu matrimonio cuando irrespetas o hablas mal de tu pareja a sus espaldas con otras personas. No eres leal en tu matrimonio cuando habiendo un conflicto familiar, prefieres o defiendes mas a tu familia que a tu pareja, aun cuando ellos no tienen la razón.

A simple vista para el hombre de hoy parece muy difícil ser Leal y mucho mas fácil practicar lo contrario, la Deslealtad(Miqueas 6:8, Oseas 6:4)

La lealtad es parte de todas las acciones que desarrollamos en nuestro diario vivir. Es así como la aplicamos con todas las personas que merecen nuestra confianza y que, deberíamos hacerlo con todas con las que interactuamos y tenemos convivencia habitual. Del tema, se desprende una interrogante: ¿Por que confiamos en alguien? Sencillamente porque hemos constatado que es una persona firme en sus afectos e ideas y porque sobre todo, no nos engaña en ningún aspecto o circunstancia, actúa con sinceridad y sabemos de corazón que siempre sera Leal.

Hemos aprendido en la vida que, una persona Leal siempre mira de frente a su interlocutor, mirándole a los ojos. El desleal, aunque te llame hermano, rehuye a tu mirada. Siempre esta cabizbajo para que, sus ojos no delaten sus malas intenciones. El desleal no cumple con sus promesas y juramentos, traiciona ideas y sentimientos sin importar nada, salvo dañar a todos en los que en el han confiado, incluso sus propios familiares, jefes(1 Corintios 4:2) y subalternos.

No es conveniente bajo ninguna circunstancia estar cerca de un desleal. Tratara de envolverte con su palabrería sin sentido(incluyo a los mercaderes de la fe), y con sus falsas expresiones de bondad y afecto. En sus pensamientos solo hay veneno.

Como consecuencia de la falta de Lealtad, se sufren fracasos en los matrimonios, en los trabajos(despidos), y lo peor, su fama de ser desleales los hace deambular buscando amistades(incongruente no!) en todas partes.

Personas desleales, pueden estar a tu lado, pueden dañarte utilizando cualquier medio, incluso a un ser querido. Es mejor ignorarlos y apártalos de nuestras vidas, pues la cizaña es parte de la sangre de sus actuaciones, junto al rencor, la malicia, la envidia y el egoismo. Son personas miserables que no hacen bien a nuestra salud mental. 

Es menester que aprendas a identificar a los desleales, ellos son así:

- Critican constantemente.
- Nunca te miran a los ojos.
- No cooperan.
- No se adaptan a los cambios e influyen a otros para que no lo hagan.
- No tienen ambiciones, proyectos o metas.
- Buscan el fracaso ajeno, al no lograr ellos nada en su vida.
- Son distractores, responden con preguntas.
- No controlan las emociones, temperamento, ni pasiones.
- Son vanidosos, irrespetuosos, no generosos.
- Solo están en tus buenos momentos y no en los malos.

Y otros muchos aspectos que, las personas maduras con su experiencia de vida logran identificar.

Mas que de paciencia, Job fue un gran ejemplo de Lealtad. En un pequeño lapso de tiempo, de quizás unos diez minutos, el se entera de que, había pasado de ser rico, con una familia numerosa, a ser pobre, sin recursos y, lo peor, había perdido a sus hijos. ¿Que pasaría por tu mente al recibir solo una, la menos mala de de tales noticias? Aun no siendo rico, perder el auto, ser despedido del empleo, iniciaría un ciclo de enojo, depresión, y estrés difíciles de describir. ¿Perder un hijo? wow, ni siquiera lo pienso. ¿Que harías tu?

¿Que hizo Job? En un despliegue de Lealtad inigualable, porque sabia que Dios es todopoderoso y que si le había ocurrido algo así, es porque El lo había permitido, se postro en el suelo y pronuncio una de las mas celebres frases que podemos encontrar en la Biblia:

"Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo tornaré allá. Jehova dió, y Jehova quitó: sea el nombre de Jehova bendito." (Job 1:21)

Cundo Job dijo esto, el si sabia que Dios es fiel, pero ignoraba lo que ocurriría 41 capítulos después(Job 42).

No dudo que cueste mucho trabajo bendecir a Dios en medio de las dificultades, pero dada la dificultad humana para comprender Sus caminos, lo mejor que se puede hacer es precisamente eso: Postrarse y exclamar: ¡Bendito sea el nombre del Señor! 


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia. ¡Si yo puedo, tu puedes! Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.