5/24/2017

¡Bendiciones a la Carta!


Y Jehova habló a Moisés, diciendo: Habla a Aaron y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: "Jehova te bendiga, y te guarde, haga resplandecer Jehova su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehova alce a ti su rostro, y ponga en ti paz". Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y Yo los bendeciré.(Numeros 6:22-27)

Saludos. Sabemos por las Escrituras que los creyentes estamos llamados a bendecir y no a maldecir(1 Pedro 3:9). Y también que, desde el principio de los tiempos, las bendiciones son buscadas y deseadas por los hombres(Génesis 27:38). Por eso, no es de extrañar, que a lo largo de los siglos hayan surgido personajes que quieren aprovecharse de la ingenuidad, superstición y necesidad humanas para sacar provecho y ganancia deshonesta del desconocimiento bíblico de los incautos.

¿Que pasa con la enseñanza de Jesús: "De gracia recibisteis, dad de gracia"? (Mateo 10:8)

Ya se sabe que hoy día los "superapostoles" sacan mucho mas predicando aquello de "a mayor ofrenda mayor bendición". Por lo tanto a todos se les debe aplicar las palabras del Apóstol Pedro dirigidas a Simón el mago: "Tu dinero perezca contigo porque haz pensado que el don de Dios se obtiene con dinero".(Hechos 8:20)

¡Claro, que a los que no tienen temor de Dios, estas palabras les importan muy poco!

Pero, y ¿Que es bendición?, veamos:

La palabra "Bendición" tiene dos aspectos, debido a que la encontramos en el Antiguo Testamento(BERAKAH en Hebreo) y en el Nuevo Testamento(EULOGEO en Griego). Berakah traduce: transferir el poder de Dios. Y Eulogeo(elogiar): como hablar bien de alguien. 

Si actualmente la gente sigue buscando las bendiciones del papa, o de falsos "apóstoles", o de cualquier gurú o chaman de turno, es porque confían que sus bendiciones son eficaces. Es decir, la persona bendecida cree que recibirá lo que se le proclama. Y lo cree con base en dos mentiras:

1. La magnificencia de quien bendice.
2. El poder que tiene la palabra proclamada.

Examinemos las dos falsedades. ¿Por que buscan y pagan por una bendición del papa y no la de un sacerdote de templo? Porque piensan sin duda que el papa es mayor en dignidad y poder para transmitir mayores bendiciones, y mas eficazmente, aunque la misma bendición la podrían obtener gratis por otro conducto.(en este link te explican como comprar una bendición papal)

En segundo lugar, la gente busca la bendición de tales hombres creyendo que descenderá sobre ellos, de forma mágica, lo que se les anuncia. Por supuesto, nada de esto corresponde con la realidad, mas allá de la sugestión personal, ni tampoco con lo que enseña la Biblia.

Solo la bendición que Dios da, obra lo que dice. Su Palabra comunica la realidad pronunciada. Su propósito es siempre salvifico. Desde el principio de la creación, y aun en nuestros días, El bendice a sus criaturas(Génesis 1:22, 28, 26:3, Efesios 1:3)

Es fundamental entender que, solo la bendición que Dios da, otorga lo que declara. En la bendición sacerdotal(Números 6:22-27), es Dios quien bendice, es Quien cumplirá la bendición proclamada sobre Su pueblo a cargo de Aaron.

Cuando el hombre bendice a otros hombres mediante la Palabra de Dios, como en el caso de la bendición apostólica: "La gracia del Señor Jesucristo, y el amor de Dios, y la participación del Espíritu Santo. Sea con vosotros todos. Amen"(2 Corintios 13:14), juntos(el que bendice y recibe) ejercen la fe. Confían en que, Dios una vez mas será fiel a su Palabra, que es viva y eficaz, y no volverá vacía, sino que hará todo aquello para lo cual fue enviada(Isaias 55:11).

Por otro lado, hasta un simple "Dios te bendiga" debe ir acompañado con la santa disposición del corazón, y la buena voluntad de aquel que bendice, en aras de ver realizado en el otro lo que se ha proclamado. Si no es así, la bendición se convierte en una palabra mentirosa.

Así mismo, bendecir a Dios implica que el hombre quiere ofrecer al Señor la gloria que se merece por medio de la alabanza de sus labios. Pero honrarle solamente con palabras de la boca como simple mandamiento enseñado por los hombres, y que no fluyen de lo profundo del corazón, convierten la bendición en vanidad. Mas aun, si el creyente no esta dispuesto a entregar su cuerpo y mente en sacrificio vivo al Señor, las palabras que salen de sus labios, no le agradarán en absoluto. Y ese parlotear hará que los incrédulos blasfemen el nombre del Señor(Romanos 2:24).

Hemos sido llamados a bendecir y a heredar bendición. En Cristo Jesús tenemos todas las bendiciones y promesas cumplidas. El es el Si y el Amen. Por lo tanto, deja de buscar la bendición donde no la hay, y mucho menos se vende, porque no sirven de nada, en cambio, busca la bendición de Dios que comunica verdadera salvación y vida eterna en Cristo Jesús.

Referencias: Biblia - enlacallerecta.com


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.