1/25/2017

Mediocridad


Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.(Colosenses 3:23-24)

Saludos. Que esta publicación sirva para que entremos en el proceso de dejar de ser mediocres, para ser excelentes. 

Definamos Mediocridad: De poco valor o calidad. De calidad media. Persona que no es inteligente y que no se destaca por ninguna cualidad ni capacidad en lo que realiza.

La mediocridad es normal para muchas personas; quieren destacarse y tener todo haciendo el menor esfuerzo posible, pero Dios no nos creo para ser mediocres ni ordinarios, sino a destacarnos. El nos llamo a sobresalir en la multitud, a ser personas de excelencia e integridad. Si así no queremos ser,  la búsqueda de nuestras mas grandes victorias y logros se verán afectados.

¿Pero que significa ser una persona excelente e integra? Es una persona que se esfuerza por hacer lo correcto, llega a tiempo a su trabajo y trabaja, no dice que esta enfermo cuando no lo esta. Cuando tienes un espíritu excelente,  se notará en la calidad de tu trabajo, y en la actitud con la que lo haces.

"Y todo lo que hagáis hacedlo de corazón...como para Dios...". Si trabajamos, se cual fuere nuestro trabajo o actividad,  con este estándar en mente, Dios promete bendecirnos.

Comience a buscar la excelencia y la integridad en su vida, haciendo un poco mas de lo que se le pide. Si debes estar en el trabajo a las ocho de la mañana, llega diez minutos antes y quédate diez minutos después de culminar. Muchas personas llegan a sus trabajos quince minutos tarde, luego vagan por la oficina charlando con todo el mundo, enterando y enterándose de los últimos acontecimientos, se toman un café y finalmente llegan a su puesto de trabajo treinta minutos después. Se pasan la mitad del día hablando por teléfono, jugando o mandando bromas por whatsapp, y luego se preguntan: ¿Dios donde esta mi bendición? ¿llevo años en esta empresa y no he recibido ningún ascenso? (Mateo 25:15-30)

Dios no bendice la mediocridad, sino la excelencia y la integridad. ¡Si no te destacas, te estancas!


Hoy, es tiempo de no ser como los demás, tenemos que sobresalir, hacer lo que Dios quiere que seamos y hagamos, hemos sido llamados a vivir una vida de excelencia.

Comienza a tomar excelentes decisiones en cada área de tu vida, aun en lo mas simple y cotidiano. Por ejemplo: posiblemente tu carro no ha sido lavado hace varios días, o tu maletero o silla trasera están en desorden y llenos de basura. El propio puesto de trabajo esta tan desordenado que solo lo puedes entender tu. Lo anterior, te hace ver como una persona descuidada, indisciplinada, desaseada y por debajo de tu mejor desempeño. Necesitamos sentirnos orgullosos y tener el cuidado de todo lo que Dios nos ha dado. 

¡Si comienzas a cuidar lo que Dios te ha dado, es muy probable que te de algo mejor!

Quizás tengas una casa grande, nueva y hermosa. Quizás tengas una pequeña y antigua. En ambos casos, haz que se vea bien, asegúrate de que parezca un lugar donde vive una persona de excelencia.

Quizás hoy te encuentras rodeado de personas que a diario comprometen su integridad o que toman siempre el camino fácil, pero no te dejes contagiar. Se una persona con espíritu excelente, se una persona que sobresale en la multitud. ¡No se trata de agradar a los demás copiando sus vicios, se trata de agradar a Dios! (Proverbios 25:28)

Representamos a Dios porque El nos hizo a su imagen y semejanza, entonces nuestro actuar debe ser un reflejo positivo de El, incluso nuestra apariencia. La falta de dinero no debe ser excusa para ir por ahí mal presentado, colócate ropa limpia, en buen estado, aseate bien, te sentirás con mas confianza y seguridad contigo mismo.

Necesitamos recordarnos que somos representantes del Dios todopoderoso, y a El no le gusta que seamos flojos, descuidados, ni desaseados.

Cuando se encuentre en una tienda, y sin querer tumbe la ropa, no haga como si no vio o no fue usted, una persona de excelencia se regresa, la recoge y la pone en su lugar. Cuando este en un supermercado y de repente decide no llevar un articulo de aseo, no lo deje allí con las frutas, una persona de excelencia lo coloca donde lo encontró.

Una persona de excelencia no estaciona su auto en el sitio designado para minusvalidos, simplemente para poder entrar y salir pronto. Las personas de excelencia hacen lo correcto, no porque alguien las esté viendo, no porque tengan que hacerlo, sino porque están representando a Dios.

Las personas de excelencia cuidan y respetan la propiedad de otras personas como si fueran de ella.

Entienda que descuidar estos pequeños detalles No le impedirán su entrada al cielo; en la mayoría de los casos ni siquiera te provocaran graves problemas, ni se hará miserable tu vida, pero esas pequeñeces que comprometen tu integridad, harán que no disfrutes de lo mejor de Dios, serán obstáculos para que puedas vivir una mejor vida y Dios desea personas dispuestas a destacarse en hacer lo correcto aun cuando nadie les este viendo.

Tal vez no se da cuenta(o si y no le interesa), pero hay personas que lo están observando, están observando como se viste, como cuida su casa, como trata a las personas; lo están observando en el trabajo.

Dios quiere que seamos íntegros, confiables. Una persona integra es abierta y honesta, no tiene motivos ocultos; cumple con sus compromisos; las personas integras son las mismas en público que en privado, no trata bien a sus amigos y compañeros de trabajo y luego tratan irrespetuosamente y descortésmente a su familia. No, cuando eres integro harás lo correcto, te estén observando o no.

Nuestra integridad es probada cada día. Si alguien deja olvidado su celular en la mesa de una cafetería, ¿Tendrás la integridad de esperar a que llamen y devolverlo sin esperar nada a cambio? Si somos deshonestos, tarde o temprano daremos cuenta de ello, terminaremos cosechando lo que hemos sembrado.

No te engañes, si eres deshonesto sobre algo pequeño, después lo seras con algo mas importante. Si estas llevándote a casa los productos de tu empresa, eso es ser deshonesto. Si no le estas dando a tu empresa un día completo de trabajo, es falta de integridad. Si tienes que torcer la verdad para conseguir un contrato, es engaño, y Dios no bendecirá esto.

Si a tus compañeros de trabajo o a alguien de tu familia los llegarán a entrevistar en televisión acerca de ti, ¿que dirían? que eres una persona de honor, confiable, integra, alguien con quien se puede contar; ¿o dirían que solo eres una persona que solo ve por si mismo y no le importan los demás?

Es fácil en ocasiones para algunos predicadores, decir solo una parte de la verdad y omitir, convenientemente, algo que sabe tendrá un impacto negativo en su economía. Eso no es ser integro.(1 Pedro 5:2)

La integridad es el fundamento sobre el que se edifica una vida verdaderamente exitosa. Nunca tendrá prosperidad duradera si antes no tiene integridad. Si tomas hoy la decisión de escoger lo excelente, las bendiciones de Dios te alcanzaran siempre.(Proverbios 2:7)

Comienza a hacer lo que tu corazón sabe que es correcto, no te conformes con la mediocridad, no haga solo lo suficiente para el día a día. Dejemos atrás la flojera, la mediocridad y la manera descuidada de vivir. Si decides vivir en excelencia e integridad, la felicidad llegará naturalmente, ¡Y Dios te recompensará mucho mas allá de tus mas grandes sueños!

¿Estas dispuesto a pagar el precio por hacer lo correcto?


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.