8/28/2016

¡Supérate! Con Palabras de Vida


Jesús contestó: Tengan fe en Dios. Pues les aseguro que si alguien le dice a este cerro:'Quítate de ahí y arrójate al mar', y no lo hace con dudas, sino creyendo que ha de suceder lo que dice, entonces sucederá.(Marcos 11:22-23)

Saludos, antes de empezar, quiero aclarar que esta publicación NO trata sobre la ley de atracción, declaraciones propias de  lo haré con mi intelecto, de si lo quieres declaralo y lo tendrás, etc. y todas esas tonterías metafísicas y de teologías de prosperidad.

"Cuando quieres o necesitas algo ¿a quien recurres?: ¿A tu intelecto y capacidades? ¿A la ley de atracción? ¿Al brujo(a)? ¿A lo ilegal? ¿O al Dios todopoderoso? Si piensas en ir al Padre(Dios) cuando quieres que El te de algo, la forma en que le pides importa aun mas que lo que quieres. Dios no solo demanda las palabras en suplica y clamor: 'Por favor y Gracias', sino que ademas si le pides informalmente, lo mas probable es que piense que no es en serio, por lo que no te dará inmediatamente lo que quieres. El esperara a ver si le vuelves a clamar y a suplicar. Quiere saber si estas dispuesto a trabajar por lo que quieres y si te muestras lo suficientemente responsable como para manejarlo. Si un niño pide de manera irrespetuosa o egoísta, ¿como va a responder su padre? Si hasta los padres terrenales saben que dar algo a los niños cuando son irrespetuosos es malo para ellos, ¿Cuanto mas lo sabrá nuestro Padre Celestial?" (Devocional Declara Bendición Sobre tu Día)

Profecías que se cumplen solas, es lo que sucede a diario: Recibimos lo que hablamos. Por eso debemos tener muchísimo cuidado con lo que pensamos y especialmente cuidarnos de lo que hablamos. Nuestras palabras tienen enorme poder, y queramos o no, daremos vida a lo que estamos hablando ya sea bueno o malo.(Proverbios 18:21)

Es triste que muchas personas vivan a diario con palabras como: "Nunca me sucede nada bueno", "Nunca saldré adelante", "Yo sabia que mi matrimonio no saldría adelante", "Nunca saldré de deudas", "Mi salud no mejora, me toca acostumbrarme", "No lo puedo hacer", "Nunca saldré de este lió", "No cuento con las cualidades necesarias", ¡Algunas personas hasta se dicen cosa en el espejo como!: "¡Que idiota!, nunca puedes hacer nada bien" 

No se dan cuenta pero sus propias palabras están preparando el camino hacia el fracaso, o los mantienen en él.(Santiago 3:4)

Las palabras son como las semillas. Si las hablas en voz alta se siembran en tu subconsciente, y cobran una vida propia; echan raíces, crecen y producen una cosecha de lo mismo que sembraste. Si hablamos palabras Positivas, nuestras vidas caminaran en esa dirección; igualmente, las palabras negativas, producirán malos resultados. No pretenderás hablar de derrota y fracaso y esperar vivir en Victoria. Siempre cosecharas lo que siembres.(Mateo 13:24, Salmo 126:5Proverbios 22:8, Proverbios 16:3, Salmo 120:1

Es triste que la mayoría de las personas insistan en decir cosas negativas todo el tiempo. Se menosprecian continuamente con sus propias palabras, destruyendo así su autoestima. De hecho, si tienes una baja autoestima, deberías considerar exagerar en hablar palabras positivas y llenas de fe. Al levantarse por las mañanas véase al espejo y diga: "Yo tengo mucho valor. Soy amado(a). Dios tiene un gran plan para mi vida. Las bendiciones de Dios me están persiguiendo y alcanzando. Todo lo que emprenda en Su nombre prosperara. ¡Estoy emocionado(a) con el futuro que Dios tiene para mi! Comience a hablar esta clase de palabras, y muy pronto, llegaras a un nivel de bienestar total. En realidad ¡hay poder en tus palabras! para resultados buenos o malos. Si le clamas a Dios de corazón tu petición se pone en marcha y nada la podrá detener. ¡Tu decides!(Jeremías 29:11)

Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice en los momentos de prueba, cuando las cosas no están saliendo a nuestro favor. Lo que hables, y la Actitud que tomes frente a esas situaciones tendrán gran impacto sobre cuanto tiempo dure esa situación.

Es cierto que cuando llegan dificultades, nuestra naturaleza humana quiere quejarse, hablar del problema, sobre que mal nos esta tratando la vida. Pero esa clase de conversaciones solo traen derrota. Para lograr sobreponerse a un momento difícil con mas facilidad y con mejores resultados, tenemos que aprender a hablar lo mas positivo posible, ser fuertes y colocar toda situación en las manos de Dios.(Joel 3:10)

Cuando te sientas abrumado, cansado, estresado, que el mundo entero esta en tu contra, entonces es cuando tienes que entrar en ¡Alerta! pues en esos momentos es cuando somos mas vulnerables a entrar en una actitud negativa y a hablar palabras negativas, olvidándonos que tenemos un Dios mas grande que cualquier cosa.(1 Juan 4:4)

Si caes en eso no puedes culpar a nadie mas que a ti mismo; has sido perjudicado por tus propios pensamientos y palabras.



No hables del problema, habla de la solución. No hables del problema, háblale al problema y dile que Dios es mas Grande. ¡Habla palabras de Vida en Fe!, ¡Supérate!



Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.