5/24/2016

¿Das La Espalda?


Me han dado la espalda, no la cara. Y aunque en ningún momento he dejado de instruirlos, no me han hecho caso ni han querido recibir corrección. Haré que solo tengan voluntad y determinación de honrarme toda su vida, para su propio bien y el de sus descendientes.(Jeremías 32:33, 39)

Saludos hermanos, bendiciones de Dios para ustedes. 

Aunque creamos tener mucha voluntad + fe para nuestro diario vivir,  y aunque tengas muchos años en el evangelio o ninguno; la verdad es que eres débil e inseguro. Y eso ha permitido que tomes por costumbre: 'Dar la Espalda'

¿Estas permitiendo que tus debilidades e inseguridades te detengan en ser y hacer lo mejor que Dios quiere que seas y hagas? 

Si Dios decidiera usar solo a las personas fuertes y seguras, se quedaría sin nadie para su obra.(2 Corintios 12:9-10)

Es triste ver como mucha gente con años o no en el evangelio, que dicen creer en Dios, y que ademas lo obedecen, dan la espalda a lo que verdaderamente fueron llamados a ser y a hacer. Muchos tienen un concepto errado de lo que es el verdadero servicio a Dios. Ya sea por una falsa enseñanza, y traen ese errado concepto por tradición, o por simple desconocimiento de las escrituras.



Pero también es regocijante ver que hay muchos, y en aumento, que han entendido el llamado a ser y a hacer, y lo están llevando a cabo sin debilidades, ni inseguridades. Fuera del sistema y la tradición.

Pero y entonces: ¿A que le podemos estar dando la espalda?

Pues, desde el principio de los tiempos y hasta la actualidad, le hemos estado dando la espalda primero a Dios y a lo que el quiere que seamos y hagamos, y a todo lo que indique asomo de algún grado de responsabilidad, hacia nosotros o hacia los demás.

Le estamos dando la espalda a Dios, a las responsabilidades, a nuestro prójimo, a la familia, a los amigos, a los necesitados, al servicio,a algunas cosas que pudieran beneficiarnos, y a todas las cosas que no sean para el beneficio propio, a los cambios, a la paz, a la tranquilidad, al conocimiento verdadero de Dios, a la salvación, a todo lo que sugiera movernos de la zona de confort.

Es muy tonto engañarse uno mismo al dar la espalda, pero es mas tonto aun, y temerario diría yo, creer que podemos engañar a Dios, dándole la espalda.


Nehemias nació en cautiverio, y gozaba de ciertos privilegios como copero del rey Artajerjes. Aunque no conocía Jerusalen, Dios lo inquieto para que fuera a la tierra de sus padres y reconstruyera la muralla.(Nehemias 1:2-4) Nehemias atendió el llamado, no dio la espalda, su actitud fue de obediencia, y puso manos la obra.(Nehemias 1:4

¿Cual seria la actitud actual de muchos? Darían la espalda diciendo algo como esto: 'No nací allá, no la conozco, no es mi problema, acá soy copero del rey(esclavo) estoy cómodo'.

Desde antes de llegara a Jerusalen, Nehemias, ya enfrentaba oposiciones.(Nehemias 2:10) Habiendo llegado a Jerusalen e iniciado el proyecto de reconstrucción de la muralla, tuvo que enfrentar burlas, amenazas, problemas internos con su gente, y complot para matarlo.(Nehemias 4:1-3, 4:7-8, 5:1, 6:1-2) Aun con todo lo anterior, Nehemias no dio la espalda, estaba determinado a obedecer el llamado, y a ayudar a su gente.(Nehemias 2:20, 4:14-15, 6:3)

¿Cual seria la actitud actual de muchos? Darían la espalda diciendo algo como esto: 'Si para alcanzar mi meta, mis sueños, a lo que fui llamado a ser y a hacer, me tengo que enfrentar a esto, mejor me quedo como copero del rey(esclavo)'.

Ester, momentáneamente le dio la espalda a su pueblo cuando mas la necesitaban.(Ester 4:14) Pero su tío le recuerda el llamado que le hicieron y su responsabilidad para con la gente de su raza. Ella entiende y asume su rol.(Ester 4:16)

¿Pero por que acostumbramos a dar la espalda?

Les diré algunas de las razones mas comunes:

-Egocentrismo y Egoísmo. Esto nos lleva a creernos ser el centro de atención, y a no preocuparnos por los demás.(Juan 15:5, Filipenses 2:3)

-Baja Autoestima. Este concepto errado sobre si mismo, no nos permite ser y hacer, porque creemos que somos inferiores o que no estamos capacitados para ser o hacer lo que Dios nos mande. Pero Dios siempre capacita al que El llama.(Éxodo 3:11, 4:10, 13, Jueces 6:15, Isaias 42:1-9, Romanos 8:30)

-Incredulidad. O falta de fe.(Jueces 6:12-18, 36-40)

-Orgullo. Creerse superior a los demás y sentir satisfacción egoísta y en exceso por los méritos propios.(Nehemias 9:16-17, Apocalipsis 3:14-22)

-Tradición o Costumbre. Mi familia, mi entorno o mi comunidad, siempre han dado la espalda a ser, a hacer, o deshacer. En la congregación siempre nos han enseñado lo mismo. Cualquier nuevo, aunque verdadero conocimiento, que no este de acuerdo con nuestras costumbres o tradiciones, no es bienvenido. Aun estando en la biblia.(Jeremías 32:33)


¿Entonces, a que le estas dando la espalda, y por cual de las razones o motivos anteriores?

Deja ya de poner excusas, capacitate en la palabra de Dios, aprende a no dar la espalda, comienza a caminar en fe, haciendo lo que Dios te ha llamado a ser y a hacer. Enfocate y no te detengas. ¡Avanza!


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.