1/11/2016

'La Prosperidad'

"Les estoy escribiendo acerca de quienes tratan de engañarlos. Pero ustedes tienen el Espíritu Santo con el que Jesucristo los ha consagrado, y no necesitan que nadie les enseñe, porque el Espíritu que El les ha dado los instruye acerca de todas las cosas, y sus enseñanzas son Verdad y no Mentira. Permanezcan unidos a Cristo, conforme a lo que el Espíritu les ha enseñado" (1 Juan 2:26-27) 

'La prosperidad' es un tema álgido sobre el que mucho se habla hoy día. ¿Quien no quiere ser prosperado? Pero para serlo hay que ser muy prudente a la hora de buscarla. Me atreveré a hablar hoy sobre el tema según mi percepción después de haber leído al respecto y haberle pedido guía al Espíritu Santo para que me ayudara a transmitirles en verdad, y como siempre, tratando de sustentar biblicamente. 

Definamos Prosperidad: 1. Bienestar, mejora de la situación económica o social. 2. Éxito o desarrollo favorable de alguna cosa. (wordreference)

En los últimos tiempos se ha desarrollado "la teología de la prosperidad", con la cual muchas iglesias y pastores que no aplican la sana doctrina se han enriquecido a costillas del bolsillo y de "la fe" de muchos ingenuos que se dejan engañar por no leer las escrituras. Leer 1 Juan 2:26 arriba en la introducción. 

Esta "teología de la prosperidad" ni es bíblica ni es teología, es un movimiento solamente; una verdadera teología busca integrar el sentido de la fe ante la palabra de Dios. 

Los del movimiento de la teología de la prosperidad utilizan muchas citas bíblicas fuera de contexto y de forma parcial para manipular la fe del ingenuo y llenar sus bolsillos de dinero. Pero a ellos, entre otras citas bíblicas, Dios les dice:

"Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre." (1 Timoteo 6:9-11)

Muchos siembran al rico y no al pobre y luego chocan con la realidad cuando no ven ninguna prosperidad o no han obtenido todo lo que le prometieron; y como siempre, les dicen que es su falta de fe.(Santiago 4:3) Este es el resultado de una teología incorrecta que no refleja la verdad de un evangelio bíblico bien estudiado y aplicado.  No me extenderé mas sobre este tema o movimiento de la "teología de la prosperidad", al final les dejare unos links de estudios serios donde pueden saber mas al respecto.

Con lo anterior tampoco quiero decir que no debemos Ofrendar a la iglesia de sana doctrina para extender el reino de Dios, pues el trabajo que se toman algunos contados y verdaderos hijos de Dios para estudiar la palabra, preparar la predica, levantarse madrugados a orar para pedir sabiduría para transmitirte un mensaje en verdad para que prosperes y ayudes a otros a prosperar, es algo que si debemos hacer(ofrendar), y que entre otras cosas es bíblico:

"Por que si alguien de veras quiere dar, Dios le acepta la ofrenda que él dé conforme a sus posibilidades. Dios no pide lo que uno no tiene. No se trata de que por ayudar a otros ustedes pasen necesidad; se trata mas bien de que haya igualdad" (2 Corintios 8:12-13)

"Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. Dios puede darles en abundancia toda clase de bendiciones, para que tengan siempre todo lo Necesario y ademas les sobre para ayudar en toda clase de buenas obras" (2 Corintios 9:7-8)

Aunque es algo que el Señor dispuso, el Apóstol Pablo se negó a recibir el siguiente derecho:

"De igual manera, el Señor ha dispuesto que quienes anuncian el evangelio vivan de ello mismo" (1 Corintios 9:14)

Lo que quiero decirte es que La Prosperidad si es bíblica, mas no la "teología de la prosperidad" Dios quiere que seamos prósperos. "Pedid y se os Dara" (Mateo 7:7

Dios sabe que tenemos necesidades materiales y te dice que si lo buscas a El primero recibirás todo lo que necesitas, lo cual no es lo mismo que lo que se te antoja. Esa es la verdadera promesa de Dios. (Mateo 6:33)

Dios quiere que seamos prosperados, Si, pero la verdadera prosperidad bíblica vas mas allá del dinero, y tiene que ver mas con un estado de paz con Dios, el prójimo, y todo lo que te rodea.

“Amado yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” (3 Juan 1:2)

En esta carta, Juan saluda a su hermano Gayo, pero ésta no es una promesa de Jesucristo, ni un mandamiento, sino el deseo de Juan de que su hermano sea bendecido. Usar éste pasaje para decir que Dios quiere que seamos ricos es incorrecto.

Entonces diferenciemos: Prosperar es tener éxito en todo lo que emprendas. Lo anterior viene como consecuencia de aplicar de forma correcta lo que Dios en su palabra quiere enseñarnos para que seamos bendecidos; Amor y Obediencia. Riqueza es tener abundancia de bienes. Lo anterior viene como consecuencia de ser prospero, es decir, la riqueza hace parte de la prosperidad.

Prosperar es bíblico, si quieres ademas tener riquezas materiales Dios te la dará si sabes pedirla, ten siempre presente que la idea de prosperar es ayudar a otros, Dios te prosperara en todas las áreas cuando ve en el fondo de tu corazón que tu fin es ayudar a otros.

"Dame ahora sabiduría y conocimiento, para que pueda salir y entrar delante de este pueblo; porque, ¿quién podrá juzgar a este pueblo tuyo tan grande? Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto esto estaba en tu corazón, y no has pedido riquezas, ni bienes, ni gloria, ni la vida de los que te odian, ni aun has pedido larga vida, sino que has pedido para ti sabiduría y conocimiento para poder gobernar a mi pueblo sobre el cual te he hecho rey, sabiduría y conocimiento te han sido concedidos. Y te daré riquezas y bienes y gloria, tales como no las tuvieron ninguno de los reyes que fueron antes de ti, ni los que vendrán después de ti.…" (2 Crónicas 1:11-12)

Como ven, Salomón obtuvo riqueza como consecuencia de saber pedir, pidió sabiduría para poder ayudar a otros, y la riqueza le vino por añadidura.

La biblia no condena el dinero ni a los ricos, el dinero no es bueno ni malo, el dinero es neutro. Lo que condena la biblia es la actitud que se tiene hacia el dinero y lo que se puede conseguir con él, en otras palabras se condena el amor al dinero y el no compartirlo. Entre otras citas, la palabra de Dios dice:

"No amen el dinero; conténtense con lo que tienen, por que Dios ha dicho: Nunca te dejare ni te abandonare" (Hebreos 13:5)

"El generoso prosperara; el que ayuda sera ayudado" (Hebreos 13:16)

Dios es quien te prospera, Dios es quien te sana, Dios es quien da riquezas, El te quiere dar todo esto, la única condición que te pone es que te le entregues y seas obediente, solo así podrás ser Prospero. (Filipenses 4:19)

Necesitamos del evangelio de Dios que ademas de darnos salvación, nos dice como salir de la pobreza, de la desgracia, y nos otorga el honor de darnos una buena vida como herederos. 


Mas sobre La Prosperidad en: ¿Quieres tener prosperidad?

Mas sobre la falsa "teología de la prosperidad" en: 


¡Avancemos en Verdad!

Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

3 comentarios

Escribir comentarios
12 de enero de 2016, 00:45 delete

Que bendición mi amado hno...esto lo estudiare'....con mucha atención...para edificarme y al pueblo de nuestro Dios...gracias por su publicación

Reply
avatar
12 de enero de 2016, 00:46 delete

Que bendición mi amado hno...esto lo estudiare'....con mucha atención...para edificarme y al pueblo de nuestro Dios...gracias por su publicación

Reply
avatar

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.