12/28/2015

Que Nuestra 'Felicidad' Solo Dependa de Jesús


Sigan unidos a mi, como yo sigo unido a ustedes. Una rama no puede dar uvas de si misma, si no esta unida a la vid; de igual manera, ustedes no pueden dar fruto, si no permanecen unidos a mi. Yo soy la vid, y ustedes son las ramas. El que permanece unido a mi, y yo unido a el, da mucho fruto; pues sin mi, no pueden ustedes hacer nada. Les hablo así para que se alegren conmigo y su alegría sea completa." (Juan 15:4-5, 11)

Saludos. En estas fechas me he dado cuenta, entre otras cosas, de los afanes de la gente(me incluyo). Para esta publicación me he centrado principalmente en mi entorno, pero estoy casi seguro que sucede en todas partes.

Nos preocupamos mucho, o nos afanamos mucho por cosas que son importantes, Si, pero que no son prioritarias para ser felices. Es costumbre en muchos países de latinoamerica que, en navidad y vísperas de año nuevo, se debe estar bien arreglados y presentados, comprar regalos, ser mas espirituales en lo que mal llaman "el espíritu navideño" cuando es el Espíritu Santo de Dios quien debe llenarnos de todo ese sentir; pero bueno, es otro tema. Entonces, uno va a los centros comerciales, a las jugueterías, a los salones de belleza a llevar a la afanada esposa por que a ultima hora es que tiene que estar bien presentada y arreglada,  las filas interminables, el caos vehicular, etc., que terminan convirtiendo estas fechas que deben ser de paz y gozo, pues recordamos la venida al mundo de la Luz, nuestro Señor Jesús(aunque es bien sabido que no nació en Diciembre, y solo es costumbre y tradición adquirida), en un total estrés, discordias entre parejas por esto y lo otro, en fin.

Si analizamos, estas cosas no tiene por que hacernos felices, nuestra verdadera felicidad solo debe estar y depender de Jesús, El dice en su palabra:

"No se afanen por el día de mañana, por que mañana abra tiempo para afanarse. Cada día tiene bastante con sus propios afanes." (Mateo 6:34)

Ahora, que hay que estar bien arreglado y presentado, si, que los juguetes de los niños y los necesitados, si, que la cena para tu familia y los necesitados, si, que la atención para tus familiares y amistades que llegan de visita, si, pero "Dios es un Dios de Orden y no de Confusión" (1 Corintios 14:33) ¿Por que dejamos todo para ultima hora? y lo que es peor aun, sin ningún tipo de planificación. (leer: ¡Que peligro! el 'Despues')

En esto, seria bueno que tu y yo imitáramos a nuestro Señor Jesús, ¿sabes cuanto tiempo se preparo nuestro Señor para su ministerio? 30 años, si 30 años, claro que en las escrituras encontramos al niño haciendo prodigios a temprana edad, pero para lo que realmente El fue traído por Dios al mundo tuvo que esperar 30 años, era algo que necesitaba preparación, era un hecho con mucha trascendencia, y como Dios es de orden no iba a dejar la cosa como nosotros para ultima hora. Los hermanos de Jesús, que sabían y habían visto sus prodigios siempre le alentaban(aunque no creían en  El) que, mostrara al mundo sus poderes; pero El como su Padre, era de orden y sabia que tenia que esperar y prepararse. 

"Y es que ni siquiera sus hermanos creían en El. Jesús les dijo: Todavía no a llegado mi hora, pero para ustedes cualquier hora es buena." (Juan 7:5-6)

¿Por que se preparo 30 años? El numero 30 en la biblia significa un periodo de preparación para iniciar un ministerio dado por Dios, veamos:

- José recibió su ministerio a los 30 años.(Génesis 41:46)
- David recibió su ministerio a los 30 años.(2 Samuel 5:4)
- Para ministrar el tabernáculo había que tener 30 años.(Números 4:3)
- Jesús mismo espero 30 años.(Lucas 3:23)
- El arca en tiempos de Noe media 30 metros de altura.(Génesis 6:15)

Entonces ¿Por que nos damos mala vida? nuestra felicidad, gozo, tranquilidad, solo debe depender de Jesús, si lo tratáramos al menos de imitar en esto(orden), y planificáramos con tiempo las cosas, en estas fechas no tendríamos estos afanes, hasta tiempo nos sobraría para aprovecharlo con nuestros hijos, familia y amistades, ellos quieren vernos bien presentados y arreglados, y recibir nuestros presentes, pero mas que eso, quieren estar con nosotros, disfrutarnos en tiempo y calidad, pero nuestros afanes por las cosas materiales o no, sin importancia, muchas veces para agradar a otros que tal vez nosotros ni les interesemos, nos hacen cegarnos a ver lo verdaderamente importante: 

Tiempo de calidad para recordar "la natividad de la luz del mundo", nuestro Señor Jesús, abrigarnos en El, entregarnos a El; tiempo de calidad para disfrutar de nuestros hijos, familia y amigos.

Ropa, comida, juguetes, tenemos 11 meses del año para planificar todo esto, o para adquirir todo esto, pero el mes 12 es navidad, en el que recordamos la natividad de la Luz del mundo, nuestro Señor Jesús, tiempos de reencuentro con El, tiempos en los que nuestras familias y amigos muchas veces solo los vemos en estas fechas, una vez al año, es tiempo de vacaciones de nuestros hijos, muchas veces nosotros entramos en periodos de descanso de nuestras labores, ¿por que no aprovechar?

En estas fechas, compartir en familia y transmitir la importancia de dar y recibir amor, de ser solidarios, de alimentar el espíritu, y de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida; se convierten en el mejor regalo que podemos ofrecer a nuestro seres queridos. Es un tiempo para renovar una fe autentica en Dios, amar a lo demás, y poner en alto el amor y la paz(aunque todo lo anterior debemos hacerlo los 360 días del año).

Para ello es fundamental compartir con los hijos y familia los valores bíblicos, con una lectura asidua de las Escrituras, y enseñarles que la felicidad no solo esta en los obsequios materiales. Lo primordial es disfrutar con alegría y espiritualidad, y dejar bien claro que, nuestra felicidad solo depende de Jesús.

Ahora, para los religiosos(aunque nieguen serlo), Dios no se centra en si celebras o no, sino en porque y para que lo haces, en cual es la intención que hay en tu corazón al hacerlo. Dice:


"Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo." (Romanos 14:1-10)

Referencias: Biblia


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.