10/09/2015

Humildad

Culpar a los demás y al entorno de nuestros problemas y dificultades puede convertirse en un mal habito; puede que al hacerlo sientas un alivio temporal, pero al mismo tiempo te encadenas a esos mismos problemas.

Muéstrame a alguien que sea lo suficientemente humilde para aceptar y asumir la responsabilidad de sus circunstancias, y lo bastante valiente para tomar todas las iniciativas que sean necesarias para afrontar creativamente la solución a esos retos, y te mostrare un candidato a ser exitoso y a recibir las mejores bendiciones de Dios. (7 habitos de la gente altamente efectiva - Stephen Covey)

La falta de Humildad para reconocer que necesitamos ayuda, es el peor enemigo que podemos tener. (Santiago 4:6, 13-17)

"No te acuerdes del pasado, Dios hace algo nuevo hoy, así que no importa que tan angustiante o doloroso haya sido nuestro ayer, hoy es tu día y la oportunidad de Dios para demostrarte que naciste para vencer. ¡No te rindas!" (Isaias 43:18)

A partir de hoy, con Humildad, repite a diario estas palabras:

"Hoy soy mas que vencedor, hoy soy cabeza y no cola, hoy soy capaz de triunfar, hoy soy fuerte en el Señor, hoy soy y un Vencedor y no una Victima, hoy asumo con humildad mis circunstancias y no culpare a nadie de ellas." (Deuteronomio 28:13-14, Romanos 8:37)

Repitiendo éstas palabras a diario, cambiaras tus pensamientos de Victima por pensamientos de Humildad, de Esperanza, y nuestro Dios comenzara a manifestarse. Permite que El entre en tus circunstancias. Tu punto de vista cambiara y comenzaras a hablar palabras de inspiración cada vez que te encuentres abrumado.

No lo pienses mas, hoy di: hoy me decido a dejar que el Señor transforme mi vida para mi bien y el bien de las personas que amo, por mis hijos y familia, por toda esa gente que me rodea, por los que conozco y a los que no también, para que por medio de mi ejemplo, pueda ayudarlos.  Hoy me decido a aceptar con Humildad que nada puedo hacer fuera de las alas protectoras de Dios, hoy coloco todos mis proyectos presentes y futuros, mi falta de humildad y arrogancia en manos de Dios, porque solamente con El puede sacarlos adelante y transformar mi vida. Hoy acepto que todo mi progreso y prosperidad que El me dará por mis nuevos actos, son para su Gloria y Honra. Amen.

¡Avanza y se constante!




Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia.Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.