10/12/2015

Conquista Cada Dia

¡Que maravilloso es enfrentar los retos y desafíos de la vida, teniendo la victoria como una fuerte convicción!

Todo ser humano, por débil que sea, puede volverse fuerte cuando colocan su confianza en Dios, y deciden colocar su mirada y su corazón en El.

La mayoría de las veces, no son las dificultades o los problemas lo que realmente nos bloquea, sino, la poca confianza que tenemos de nosotros mismos, nos limita nuestra propia mente cuando solo percibimos nuestras grandes "limitaciones". Sin embargo, cuando colocamos nuestra mirada en el Señor, todo cambia. Por mas limitado que creamos ser, por mas pequeños, por mas vulnerables, todo aquel que coloque a Dios en su vida como su roca  y su respaldo, podrá enfrentarse con poder y con fuerza sobrenatural a cualquier circunstancia. Esta gran verdad debe ser el aliciente que necesitamos para conquistar Cada Día, de poder en poder, de gloria en gloria, y de victoria en victoria. (Romanos 8:31)

La fe por si sola, es un testimonio absoluto de la presencia de Dios en nuestras vidas, y que se evidencia en la fortaleza espiritual que podemos experimentar en los tiempos de angustias, de enfermedad, de incertidumbres, de temores, etc., por que sabemos que el Señor nos brinda su protección si nos entregamos a El, si nos refugiamos en El; bajo su abrigo estaremos seguros.

Un conocimiento profundo de Dios y mantener nuestra mirada fija en El, nos ayudara a experimentar aun mas, tal seguridad en medio de las mas grandes pruebas, y a no sentirse jamas desamparado ante ninguna circunstancia. Por el contrario, podemos experimentar los milagros mas grandes, como el que experimento Pedro al ver a Jesús caminar sobre las aguas; experimentar las maravillas mas sorprendentes, como el hecho de ser él mismo quien caminara sobre las aguas, sin embargo, en el preciso momento en que vemos los "fuertes vientos" podemos temer y comenzar a hundirnos. El problema no fue el fuerte viento, el mar o la tempestad, el problema fue que al dejar de mirar a Jesús, autor y consumador de nuestra fe, Pedro perdió la confianza, dejo de creer, y las circunstancias se hicieron mas grandes hasta consumirlo. Pero al instante, Jesús intercede nuevamente y extiende su mano para salvarlo.

No se cual se tu "fuerte viento", tu "tempestad", tu "circunstancia difícil", pero pase lo que pase, no dejes de mantener tu mirada fija en Jesús. Entonces Su mirada de amor y profunda compasión, te invadirá de una confianza inquebrantable, estarás seguro(a) y no habrá nada que pueda detenerte o derrumbarte para que Conquistes Cada Día. 

¡Avanza!


Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia. ¡Si yo puedo, tu puedes! Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

2 comentarios

Escribir comentarios
14 de octubre de 2015, 07:03 delete

Así, mientras no abandonemos la fe, todo saldrá bien.
Gracias

Reply
avatar
14 de octubre de 2015, 07:03 delete

Así, mientras no abandonemos la fe, todo saldrá bien.
Gracias

Reply
avatar

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.