10/10/2015

¡Pidamos Fe a Jesus!

Durante el transcurso de nuestra vida tenemos que enfrentar distintas situaciones. Estas no necesariamente son lo que esperamos. Muchas de estas situaciones nos hacen preguntarnos: ¿Donde esta Dios? A veces nos parece que lo que Dios hace no tiene sentido; pero Dios, que tiene un propósito especialmente diseñado para cada uno de nosotros, nos dice: "Todo obra para el bien de los que aman al Señor." (Romanos 8.28

No importa por lo que estés pasando, Dios tiene el control de todo y te llevara por el camino que te permita crecer hasta llegar al propósito que El de antemano diseño para ti. Solo ten paciencia, agradece, refúgiate y descansa en el Señor.

Mateo 14:28-31 dice: "Entonces le respondió Pedro y dijo: Señor, si eres tu, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y el dijo: ven. Y descendiendo Pedro de la barca, camino sobre las aguas para ir a Jesús. Pero viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzó a hundirse, y grito diciendo: ¡Señor sálvame! Y al instante, Jesús extendió su mano, lo agarro y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por que dudaste?"

En los momentos de dificultades tendemos a desesperarnos, y como Pedro, en lugar de mantener nuestra mirada fija en Jesús, nos fijamos en el problema y caemos, nos deprimimos, nos apartamos, renunciamos, etc. Jesús nos dice: ¡Hombre de poca fe! ¿Por que dudaste?

Por que si dejáramos nuestra mirada puesta en Jesús, si todos nuestros proyectos y situaciones lo colocáramos primeramente en Sus manos (Mateo 6:33-34), si lo dejáramos actuar a El por nosotros, podríamos pasar por la tormenta sin que ésta nos afecte. ¡Pidamos fe a Jesús!

¡Avanza...en El!




Walberto Diaz

Escrito por

Soy un Valiente Emprendedor que construye sus Sueños. Día a día prosigo hacia la meta, con mucha Fe, Determinación, Pasión y Constancia. ¡Si yo puedo, tu puedes! Si estás dispuesto, en éste blog encontraras la ayuda desinteresada que necesitas para avanzar. ¡Confía en Dios!

Edificate Una Vez Por Semana Via E-mail :

Si te gusto esta publicación, compártela. No olvides dejar un comentario para edificarme, corregirme, despejar dudas, o simplemente decir lo que te nazca en el corazón. Si eres de los prudentes y no quieres hacer publico tu comentario, usa el link de Contacto en la barra de menú arriba.