10/12/2017

Un Solo Camino


Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.(Juan 14:6)

Saludos. La paz del Señor sea con ustedes. Muchas veces(incluyéndome) buscamos el significado de una cita bíblica a través de una estudio o de una exegesis teológica de esas que abundan en la web. Obviamente son interpretaciones de hombres, y en el peor y mayoría de los casos, amañadas y torcidas a conveniencia, para mantener en esclavitud a sus seguidores, y por supuesto, por ganancia deshonesta. Afortunadamente y gracias al Señor, contadas veces encontramos buenas interpretaciones, ajustadas a la santa y sana doctrina de Jesucristo. 

¿Como identificar una interpretación no ajustada a la doctrina de Jesucristo? No importa cuan amañada esté, cuando es el Espíritu Santo de Dios quien nos guía, nos dará el discernimiento(diferenciar, por medio del entendimiento, entre lo bueno y lo malo) y nos enseñará todas las cosas.

"Pero la unción(Espíritu Santo) que vosotros habéis recibido de El, mora en vosotros, y no tenéis necesidad que ninguno os enseñe; mas como la unción(Espíritu Santo) misma os enseña de todas cosas, y es verdadera, y no es mentira, así como os ha enseñado, perseveréis en El"(1 Juan 2:27).

Aclaremos algo antes de continuar: ¿Todos tenemos el Espíritu Santo de Dios? Dice que, "Recibimos al Espíritu Santo de Dios en el momento en que creemos en Jesucristo como nuestro Salvador", no solo de palabra, sino de corazón.

"Si me amáis, guardad mis mandamientos; Y yo rogaré al Padre, y os dará otro consolador, para que esté con vosotros para siempre: Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está en vosotros, y será en vosotros"(Juan 14:15-17).

"Empero cuando viniere el Cosolador, el cual yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, El dará testimonio de mi. Y vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio"(Juan 15:26-27).

"Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa"(Hechos 16:31).

Muchos creen que han aceptado a Jesucristo como su Salvador, pero en realidad, voluntariamente o por ignorancia, solo han creído y seguido a hombres(falsos apóstoles, profetas y pastores) y su falsa doctrina, por lo tanto el Espíritu Santo de Dios no puede morar en ellos. Dice:

"Mas vosotros no estáis en la carne, sino en el espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El"(Romanos 8:9).

Es por lo anterior que, éstos no tienen ni el discernimiento, ni el entendimiento, para comprender lo que el Señor quiere decirnos en Su Palabra. ¿Por que sucede ésto? Veamos:

"En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, que hayas escondido estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las hayas revelado a los niños(los que en El creen de corazón y obedecen Su Palabra). Así, Padre, pues que así agradó en tus ojos. Todas las cosas me son entregadas de mi Padre: y nadie conoció al Hijo, sino el Padre; ni al Padre conoció alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quisiere revelar"(Mateo 11:25-27).

La anterior, es la respuesta que me doy y les doy(investigando en las Escrituras), acerca del porque algunos religiosos no logran entender, entre muchas otras, la cita con la que inicie ésta publicación: Juan 14:6, cita que se explica sola, sin necesidad alguna de exegesis teológica.

Pedir la intercesión, ante el Padre, de santos con aureola en la cabeza, vírgenes de todo tipo denominación y color, de hombres creyendo en sus falsas doctrinas y tradiciones; es entrar en plena desobediencia a la Palabra del Señor, y esto es pecado, "y la paga del pecado es muerte"(Romanos 6:23). Ante el tribunal de Dios, créeme, la ignorancia de la Ley(Su Palabra), no será excusa.

"Pedís, y no recibís, porque pedís mal"(Santiago 4:3).


Para terminar, entendamos un poco, la orden mas directa de Dios que, pude encontrar:

"Y vino una nube que les hizo sombra, y una voz de la nube, que decía: Este es mi hijo amado: A EL OID" (Marcos 9:7).

En medio del contexto(Marcos 9:1-13) de esta escena tan gloriosa, lo que se subraya es la declaración del Padre: "Este es mi hijo amado: a El oid". Los grandes representantes de la Ley y los profetas del Antiguo Testamento, habían tenido un ministerio preparatorio que se cumplió con la venido de Jesús. Una vez Cristo presente, todos los hombres debían y deben escucharle a El:

"Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo"(Hebreos 1:1-2).

Como dice el dicho: "Las estrellas desaparecen cuando sale el sol", sustentado en Malaquias 4:2.

Inmediatamente, Moisés y Elias desaparecieron(Marcos 9:4, 8), dejando solo a Jesús. De alguna  manera, tanto el legislador como el profeta, cedían el lugar principal a Cristo, porque a pesar de toda su inminencia, no eran mas que hombres. Solo Cristo podía llevar a cabo la redención del mundo, solo Jesucristo "Es el camino, y la verdad, y la vida, a El Oid"

Referencias: Biblia - Escuelabiblica

9/25/2017

¡Si No Cambias, No Habrá Cambios!


Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió.(Marcos 2:14) 

Saludos. Leví es el nombre que Mateo, el autor del primer Evangelio, usaba entre los judíos. Era un publicano(cobrador de impuestos para Roma) que tenía su puesto de tributos públicos junto al mar de Galilea. Desde allí, en muchas ocasiones observo a Jesús mientras predicaba o sanaba enfermos, a los que concedía alivio inmediato, pleno, generoso, y gratuito. Así que, cuando Jesús le llamó a seguirle, respondió inmediatamente.

A pesar de todo el dinero que hubiera podido ganar, seguía habiendo un gran vació en su corazón que necesitaba llenar. Y con total seguridad la persona de Jesús no dejaba de cautivarle. El no era como los grandes rabinos, no se sentía rechazado por El, de hecho sus Palabras penetraban en su corazón y estimulaban su conciencia. Ademas se mostraba compasivo, incluso amigo de los pecadores. Seguir al Señor fue un gran milagro de liberación, necesitaba un cambio. "La gracia de Dios transforma al pecador". Lo mismo sucedió con Zaqueo, otro publicano que, tan pronto Jesús entro en su casa, el dejo inmediatamente las malas practicas y anuncio un programa magnifico de filantropía, no con la idea de persuadir a Cristo a aceptarle, sino porque Cristo ya le había aceptado(Lucas 19:2-10).

"Si no cambias, no habrá cambios", todo empieza con cambios, y los cambios son desde adentro, no pretendas que tus cambios estén sujetos al cambio de los demás, cambia tu desde adentro, y cuando los demás vean tus cambios, por reflejo veras cambios en ellos hacia ti.

"Cuenta la historia, que hacia el año 50 a.C., una mañana de otoño, mientras en los patios exteriores la hojas caían de los altos arboles como danzando al viento frio proveniente del norte, y que parecía más bien venir de todas partes; en los aposentos privados del triunviro y gobernador de las Galias, a los 43 años, Cayo Julio Cesar se miró al espejo.

Su mirada fría, tan fría como aquel viento del norte, se posó fija en su reflejo. Un descubrimiento lo helo y lo dejo estupefacto. El reflejo de su figura en el espejo y el espejo mismo, se habían transformado en una indescifrable máquina del tiempo.

Una máquina que lo transporto en cuestión de segundos por la historia de las glorias de sus antepasados, que a su edad, ya se habían convertido en leyendas dignas de grabarse en la memoria colectiva de Roma. Sin embargo, a los 43 años, el hombrecillo pálido y calvo que miraba en el espejo distaba mucho de las glorias de la aristocracia romana y de su familia patricia. En ese momento, sin duda, supo que aquel reflejo no era él, o al menos, no era el que sus sueños hubiesen querido que fuera. Esa mañana gris, en el espejo, Cayo Julio Cesar no vio reflejado al hombre de sus sueños.

Ese descubrimiento cambio su vida para siempre y forjo el destino de un imperio: en ese instante congelado en el tiempo, mientras la caravana de hojas secas formaban una alfombra variopinta usada por la naturaleza para enseñarnos la fragilidad de la vida misma, Cayo Julio Cesar decidió tomar el control de su vida y tomo la determinación de entregar hasta el último aliento por hacer sus sueños realidad.

¿Te ha ocurrido alguna vez que parado frente al espejo ves tu reflejo pero no a la persona en que has querido convertirte?

¿Te ha ocurrido que en lugar de ver una persona de éxito, de sueños cumplidos ves una persona esclava de los horarios de trabajo, sin tiempo, ni dinero, ni energía, para hacer o ser lo que realmente quieres?

¿Te ha ocurrido que en el fondo de tu corazón te decepciona la imagen del espejo?

A mí sí.

El otoño del 50 a.C. fue frio como pocos, pero Cayo Julio Cesar tenía prisa. Esa misma tarde, luego de su experiencia con el espacio-tiempo y tras su firme determinación de lograr la realización de todos sus sueños o morir en el intento, convoco a todos los jefes de las legiones a su cargo; su equipo de confianza con el que había logrado sonadas victorias militares para Roma. Les hablo con la pasión de quien tiene un propósito, un porque; les transfirió su visión, los convenció de su empresa y comenzaron entonces a planear como apoderarse del imperio, ¡De todo el imperio! Ese era el sueño de Julio Cesar: gobernar el imperio y que su nombre fuera recordado por mil años, ya van ¡2.067!"
(Introducción de la obra "El Efecto Julio Cesar" del autor Moisés David Hernandez)

Querido hermano, hoy, mírate al espejo y dime si ves la persona que siempre has querido ser, si no lo eres, toma una decisión, entra en acción y determinate a cumplirla. Lo que decidamos hoy no solo impactara nuestro futuro, sino también el de nuestras familias y entorno. Llego la hora de "hacer cambios" (Nehemias 2:18).

El descubrimiento de Julio Cesar que, a sus 43 años no había logrado sus sueños, lo motivo a hacer cambios en su vida, y consiguió motivar a otros. Como resultado, logro la conquista de sus sueños y del Imperio Romano. 

Mateo, como consecuencia del rechazo del que eran objeto los publicanos y sus familias, tanto en la vida pública como religiosa, se sentía vació, su corazón no lo llenaba el dinero o las posesiones que tenia, ¡necesitaba un cambio!, y este sentimiento muy seguramente carcomía su mente mucho antes de conocer a quien mas tarde sería su Señor. Escuchar y ver actuar desde su puesto de trabajo, a ese personaje que no rechazaba a nadie y a todos trataba con un inmenso amor, con misericordia y gratuidad, potencio ese deseo de cambio en su vida que tanto necesitaba. "Y levantándose le siguió", fue el mejor cambio que pudo haber hecho en su vida, y como resultado, fue perdonado y liberado con esa libertad que solo da Cristo Jesús:

"Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres." (Juan 8:36) 

"Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte." (Romanos 8:2)

¿Con lo que has estado haciendo hasta ahora y como lo has estado haciendo, se acerca un poco a tus sueños, a lo que quieres ser y hacer? Si no es así, necesitas cambios en tu vida, y solo hay una cosa en este mundo, aparte de Jesucristo, que tiene la habilidad de cambiar nuestra vida en un instante, ¿Sabes lo que es? Es Acción. El primer paso, tienes que tomar una decisión. ¡Si No Cambias, No Habrá Cambios!

Referencias: Biblia - Escuelabiblica

9/18/2017

Pruebas y Padecimientos


Y Comenzó a enseñarles que, convenía que el Hijo del hombre padeciese mucho(Marcos 8:31, 9:31, 10:32-34).

Saludos. Una vez que los discípulos entendieron que Jesús era el Mesías(Juan 8:29), se hacia necesario que, comprendieran también que tipo de Mesías era. Para entender la importancia de lo que Jesús quería decir, debemos observar bien el lenguaje que empleó: "Convenía". Pero ¿por que convenía? Porque formaba parte del plan Divino para el establecimiento de su reino. Los judíos no habían considerado el grave problema del pecado en el ser humano, pero el Señor sabia que, no es posible implantar los grandes principios de Su Reino, expuestos claramente en el sermon del monte(Mateo 5-7), en corazones sin regenerar, y que no había otra forma de conseguirlo, sino por medio de su muerte y resurrección.

El Señor no solo dijo que iba a padecer mucho, sino que también especifico que serían los mismo lideres espirituales del pueblo que, no aceptaban sus pretensiones mesiánicas, quienes le desecharían(Marcos 8:31).

Algo similar sucede hoy día, muchos desechan la Palabra del Señor a causa de las falsas enseñanzas de sus lideres religiosos.

Finalmente el Señor les dijo(a sus discípulos) que, sus padecimientos habrían de terminar en la muerte, y mas tarde en la resurrección. Y aunque no se detuvo en ese momento a explicar la razón por la que, todo esto "convenía", de alguna manera estaba adelantando el hecho de que, la vida había de surgir de la muerte, y que la aparente derrota de la cruz, sería seguida de la Victoria de su resurrección(Marcos 8:31).

Aquí, vale la pena detenerse a meditar un poco sobre éstas Palabras de nuestro Señor. Es cierto que, a veces nos vemos sometidos a muchas "Pruebas y Padecimientos"(ninguna que no podamos soportar 1 Corintios 3:10), pero el Señor nos enseña que todo es necesario y tiene un propósito especifico, y que si ponemos nuestra fe en la Cruz(no un madero, sino el acto de misericordia al morir por nosotros), El nos traerá de derrota a victoria, de muerte a vida(1 Pedro 5:10).

Muchos(como los discípulos de Jesús), no entendemos el mensaje de la Cruz, por lo tanto no colocamos nuestra fe en ella. El Apóstol Pablo dice: 

"La palabra Cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios."(1 Corintios 1:18)

Pero, ¿por que no logramos entender ese mensaje, ademas de otros? Porque no ponemos la mirada en las cosas de Dios, sino en la de los hombres:

"Pero el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."(1 Corintios 2:14).

El hombre piensa en su propia gloria, prestigio, posición social, influencia, fama y exaltación; confiado en su propias fuerzas e inteligencia, y no las de Dios, ni para su Gloria. Entonces, El busca llamar tu atención por medio de "Pruebas y Padecimientos" necesarias; y si estando en ellas, perseveras hasta el fin, entonces, según su Santa voluntad, seras aprobado(2 Corintios 9:8-9).

Pedro, como los otros discípulos, no había entendido que tipo de Mesías era Jesús, y cuando El les dice que tenia que morir para liberarlos, Pedro reprocha al Señor, el cual rechaza su postura(Marcos 8:33). Hasta ese momento, ir en pos de Jesús, había consistido básicamente en acompañarle,  escucharle y verle actuar, pero a partir de ahí, el Señor requirió un grado de compromiso mucho mayor.

Pero, ¿quien querría seguir por el camino que les estaba describiendo de rechazo, padecimiento y muerte? Desgraciadamente, tanto entonces como ahora, no son muchos los que eligen seguir de verdad a Jesús(Lucas 5:11). La Cruz era un medio de ejecución, y por lo tanto "tomar la Cruz" implicaba morir. Pero el Señor no se refería aquí a la muerte física, sino a la muerte del hombre pecador. La muerte es un requisito indispensable para poder llegar a ser un seguidor de Cristo(Marcos 8:34).

Cuando estamos atravesando el desierto necesario para transformar nuestros corazones(no le pidas a Dios que cambie tus circunstancias, pídele que cambie tu corazón) en pos de Jesucristo, debemos negarnos a nosotros mismos, así estamos cediendo nuestro derecho a gobernar nuestras propias vidas para dárselo a El, y ponernos a sus ordenes.

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y no sois vuestros? Porque comprados sois por precio: glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios."(1 Corintios 6:19-20)

A partir del momento en que decidimos seguir a Jesús, asumimos su señorío  en nuestras vidas y que, debemos negarnos a todo pensamiento o acción que este basado en nuestro propio interés, y no en Su voluntad.

Sin duda tomar la Cruz resulta difícil. No nos gusta admitir nuestros fracasos y que somos pecadores y viles. Preferimos pensar bien de nosotros mismos, e intentar hacer algo para salvarnos. "Admitir", hiere profundamente nuestro orgullo. Esta es la razón por la que al hombre le gusta mas la religión que el cristianismo; porque en la religión siempre le dicen que puede hacer algo por si mismo para salvarse, mientras que, en el cristianismo tenemos que dejar que Cristo nos salve(tomar la Cruz).

Desgraciadamente, algunos parecen actuar creyendo que el hecho de que Jesucristo muriera en la Cruz por nosotros, nos da algún tipo de licencia para poder seguir viviendo en el pecado. ¡Esto no es posible! Quienes hacen esto, no han entendido lo que es ser un verdadero seguidor de Cristo, ni el mensaje de la Cruz.

Las "Pruebas y Padecimientos", también suelen sobrevenir como consecuencia de malas decisiones tomadas. Cuando nos encontremos en ellas, pidamos sabiduría al Espíritu Santo para entender el mensaje de la Cruz, y sigamosle.

"Meditemos en la Palabra del Señor"

"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas." (Santiago 1:2)

"Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman." (Santiago 1:12)

"Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración." (Romanos 12:12)

"Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría." (1 Pedro 4:12-13)

"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados." (Romanos 8:28)

"¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 8:35-39)

"Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." (Juan 16:33)

"Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia." (Romanos 5:3)

Referencias: Biblia - Escuelabiblica


9/12/2017

¡Dame La Mano, Somos Hermanos!


Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos.(Isaias 10:1-2)

Saludos. ¡Dame la mano somos hermanos!....muchos crecimos escuchando y jugando con esta frase infantil, ademas de otras. Crecimos sin saber el significado real y profundo que encierra. Nos creemos muy religiosos(incluyéndome), pero a la hora de "dar la mano a un hermano"....nuestra actuación externa de religiosidad, contrasta con la interna(Juan 13:35, 1 Juan 3:18).

"La pobreza es el mayor desafío de nuestro tiempo. A millones de personas se les niega el acceso a los estudios, recursos y oportunidades, que afectan gravemente a su bienestar y que les impide participar plenamente en la sociedad. La brecha entre ricos y pobres se está ampliando mas y mas, algunos grupos, como jóvenes y mujeres, son los más afectados. 

La pobreza es a menudo invisible, los que viven en ella tienen vergüenza de hablar de ello o carecen de los medios para asegurar que sus voces sean escuchadas. Hay que tener en cuenta que, la pobreza no es causada por los pobres, y que las personas por sí solas, no pueden ser considerados responsables de las situaciones en las que se encuentran.

Pero ¿La pobreza le conviene a alguien? Se dice que, el sistema capitalista es sostenido por los ricos y poderosos que, manteniendo a la gente pobre, se benefician de ello, aumentando así la desigualdad y la pobreza. ¿Sera esto cierto?¿Como? Como dije arriba: "A millones de personas se les niega el acceso a los estudios, recursos y oportunidades". ¡La ignorancia es un gran negocio!"

Me pregunto: ¿Donde esta el amor que pretendemos creer tener? Nos hemos convertido en "primero yo, segundo yo y tercero yo". Pero ya de esto se hablo en las Escrituras con respecto del carácter de los hombres en los postreros días: 

"Serán: amadores de si mismos, avaros, vanagloriosos, ingratos, sin afecto natural, aparentadores de piedad..."(2 Timoteo 3:1-8).

Las Sagradas Escrituras señalan como una de las causas de la pobreza, la actitud negligente e irresponsable de personas que, carecen de iniciativa y no trazan planes para el futuro, como también, la desatención de quienes pueden ayudar al necesitado(Proverbios 6:6-11, 21:13, 24:30-34)Otra causa son las decisiones impulsivas e imprudentes(Proverbios 21:5).

Pero fundamentalmente, la Biblia indica que, la pobreza se debe en gran parte al trato injusto y a la opresión de los pobres por parte de personas ricas, codiciosas y a menudo desalmadas en el gobierno, los negocios, la religión y otros ámbitos. 

Los profetas de Dios han advertido que la injusticia social, la opresión económica y religiosa a los pobres y el llevar una vida de lujos desatendiendo las necesidades del pueblo Santo de Dios(Los necesitados 1 Corintios 16:1), son cosas que despiertan la ira divina(Jeremías 7:5-7, Amós 4:1-3, 5:11-12, Malaquías 3:5)

Muchos olvidan que Dios destruyó la pecadora ciudad de Sodoma no solamente por sus perversiones sexuales(Génesis 19:4-7), sino también por otras razones importantes. Dice que:

"esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso" (Ezequiel 16:49).

Las instrucciones bíblicas sobre la protección de los pobres reflejan el pensar de Dios. Muchos pasajes de las Escrituras muestran que Dios tiene muy en cuenta a quienes El creó a su propia imagen y que dará su merecido a quienes opriman, exploten o desatiendan a los pobres. El rey David escribió: 

"Excelso sobre todas las naciones es el Eterno… El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso alza del muladar… Juzgará a los afligidos del pueblo, salvará a los hijos del menesteroso, y aplastará al opresor" (Salmo 113:4-7, 71:1-4).

Más tarde su hijo Salomón reiteró esa misma advertencia: 

"No robes al pobre, porque es pobre, ni quebrantes en la puerta al afligido; Porque el Eterno juzgará la causa de ellos, y despojará el alma de aquellos que los despojaren" (Proverbios 22:22-23).

Cuando pongamos en practica los principios bíblicos, descritos anteriormente, y cuando seamos temerosos de Dios, terminará la explotación y el yugo de la pobreza. ¡Los verdaderos cristianos, "le darán la mano al hermano"!

"Porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados" (Romanos 2:13).

                                                                                                             Referencias: -Biblia. 
                                                                                                                                -Voluntarios contra la pobreza.
                                                                                                                                -El yugo de la pobreza(Douglas S. Winnail)



9/04/2017

¡Culpables y Salvos!


Porque no hay acepción de personas para con Dios. Porque todos los que sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados: Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados. Porque los gentiles que no tienen la ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley a sí mismos: Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres.(Romanos 2:11-16)

Saludos. Es increíble que, aun hoy en día, por ignorancia bíblica y por alienación, muchos crean que la "Salvación" solo les pertenece a ellos, y que ademas, son santos*.  

A estos, quiero decirles que Dios no hace diferencia entre uno y otro, Dios siempre mira los corazones, nunca las apariencias. Todos somos pecadores, y no quedaremos libres de culpa solamente por escuchar la Palabra, sino por obedecerla. Muchos no conocen la Biblia, pero por sus acciones, se nota que la llevan escrita en sus corazones(Romanos 2:1-16).

Pero, *¿Quienes son Santos? Veamos que dicen las Escrituras:

Son el cuerpo de Cristo, los cristianos, la iglesia. Todos los cristianos son considerados santos. Todos los cristianos son santos... y al mismo tiempo son llamados a ser santos.

1 Corintios 1:2 dice claramente: “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos...” Las palabras “santificados” y “santos” provienen de la misma raíz griega, como la palabra que es traducida comúnmente como “santos”. Los cristianos son santos, en virtud de su unión con Jesucristo. Los cristianos son llamados a ser santos, para que permitan que paulatinamente su vida se ajuste cada vez más a su posición en Cristo. Esta es la descripción bíblica y el llamado de los santos.

¿Qué entiende por “santos” la Iglesia Católica, en comparación con la enseñanza bíblica? No mucho. En la teología Romana Católica, los santos están en el cielo. En la Biblia, los santos están en la tierra. En la enseñanza Romana Católica, una persona no se convierte en santo, a menos que él/ella sea “beatificado” o “canonizado” por el Papa o un obispo prominente. En la Biblia, cualquiera que ha recibido a Jesucristo por la fe, es santo. En la práctica Romana Católica, los santos son reverenciados, se les reza y en algunos casos, son adorados. En la Biblia, los santos son llamados a reverenciar, adorar y orar únicamente a Dios.

La Salvación es un Regalo inmerecido, por misericordia, por los méritos únicos y suficientes del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo en la Cruz:

"Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús." (Romanos 3:21-26)

Los religiosos están convencidos de que, pueden guiar a los ciegos y alumbrar a los que están en la oscuridad; de que pueden instruir a los ignorantes y orientar a los sencillos, ya que creen tener el conocimiento de la Verdad. Si es así, ¿Por que no se enseñan a sí mismos?¿Si predicas que no se debe hacer esto o lo otro, por que lo haces? Presumen del conocimiento de la Palabra, pero deshonran a Dios al desobedecerla. Con razón dicen las Escrituras:"Los paganos e incrédulos ofenden a Dios por culpa de ustedes." El verdadero cristiano lo es interiormente, es cosa del corazón; no depende de reglas escritas, sino del Espíritu. Los que son así, son aprobados por Dios y no por los hombres(Romanos 2:17-29).

Todos somos culpables. Nadie es mejor que otro, todos estamos bajo el poder del pecado. Dios no declara a nadie libre de culpa por cumplir la ley, ya que ésta solo sirve para hacernos saber que somos pecadores. Dice:

"¡No hay quien haga lo bueno!¡No hay ni siquiera uno! No hay quien tenga entendimiento; No hay quien busque a Dios. Todos se han ido por el mal camino; todos por igual se han pervertido." (Romanos 3:10, Salmo 14:1-3, 53:1-3)

Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, nos libra de culpa por medio de la fe en Jesucristo; y lo hace por igual con todos los que creen. Este perdón se alcanza por fe, y demuestra que Dios es justo y que, si pasa por alto nuestros pecados, es a causa de su gran amor y paciencia. No hay mas que un Dios, el que libra de culpa a los que tienen fe y se arrepienten, sin tener en cuenta si eres judío o no, si eres blanco o negro, si eres homosexual o heterosexual, si eres discapacitado o no, si eres rico o pobre, si eres católico o protestante(Romanos 3:21-31).

Así que, estando ya libres de culpa por medio de la fe y el arrepentimiento, tenemos paz con Dios por medio de Jesucristo, y si perseveramos con firmesa en la fe, tenemos la esperanza de hacer parte en la Gloria de Dios. Y no debemos alegrarnos solamente en ésta promesa, sino alegrarnos también en el sufrimiento; ya que sabemos que éste nos da firmeza para soportar, y salir aprobados; ésto nos llena de esperanza, porque Dios a llenado con su amor nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha dado(Romanos 5:1-11).

¡Todos somos Culpables, todos somos Salvos!

Referencias: Biblia - gotquestion.