11/09/2017

¡Decretos y Declaraciones!


En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.(Santiago 4:15)

Saludos. Hagamos una reflexión inicial: es fácil, en nuestra humanidad, caer en el error de desplazar a Jesucristo del centro del Evangelio y colocar en su lugar otras cosas; un templo(sitio de congregación), un líder apostata, una religión, o cualquier otra cosa. Pero "el Evangelio es de Jesucristo." (Marcos 1:1)

Sobre este tema se ha escrito mucho. Hoy, tratare de enfocarlo desde un punto de vista distinto y mas entendible. 

Es cierto que los teólogos de la prosperidad y algunas sectas religiosas, te han enseñado expresiones a las que le das carácter de doctrina por desconocimiento de la Palabra(jamas sera una excusa en el juicio) y de los atributos de Dios. Frases como: "si lo quieres, si lo deseas 'declaralo' con autoridad." Y esto es suficiente para que Dios tenga la obligación de dártelo, bajo la premisa de que eres "Su hijo". Sustentando, como siempre, con textos fuera de contexto que, tú das por aceptado.

Entérate de algo: Este tipo de practica, ya sea por voluntad propia, creyendo que es correcto, o por ignorancia bíblica(por no leer si es cierto lo que te enseñan), te convierte en un Desleal y te acerca a la condenación(Isaias 24:16).

La palabra del hombre no tiene ningún poder intrínseco desde el punto de vista divino para hacer nada. Si fuere así, entonces el hombre sería un dios y no un hombre. Decretar y declarar por cuenta propia, no es más que pretender usurpar la soberanía y el poder que, solo pertenecen a Dios.

El poder es de Dios, el hombre sólo puede y debe limitarse a hacer una petición en clamor y súplica, con respecto de cualquier necesidad o caso, al Señor, y si es su santa voluntad, El lo hace.

Durante el ministerio de nuestro Señor Jesucristo, El mismo, nunca decreto o declaro o demando algo de su Padre sin clamar y suplicar, aun siendo Hijo. Veamos el mejor ejemplo:

"Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente."(Hebreos 5:7)

Notese que, dice claramente: "Fue oído a causa de su temor reverente". Dios es soberano sobre toda la creación, el hombre no controla, ni puede sobornar a Dios.


Si decretar y declarar es lo que haces, y en lo que crees; es entendible en tu humanidad, aunque no sea correcto. Pero tienes una oportunidad. Justamente; Jesucristo vino a liberarnos de toda opresión a todos los que decidimos aceptarle, creerle y obedecerle(revisa cual es tu concepto de obediencia y a quien se la debes)(Isaias 61:1, Lucas 4:18, Galatas 5).

Veamos un ejemplo, de muchos otros que, se encuentran en las Escrituras, sobre la soberanía de Dios, y nuestra sumisión a ella en fe y obediencia:

"Jesús pregunto al padre: ¿Cuanto tiempo tiene que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. Y muchas veces le hecha en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. Jesús le dijo:Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del muchacho clamo y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad"(Marcos 9:21-24)

Los discípulos no habían podido echar fuera al espíritu maligno que atormentaba al muchacho. Esto no paso inadvertido para los escribas y fariseos(los incrédulos de hoy día), que siempre estaban buscando alguna ocasión para ridiculizarlos y desacreditarlos ante la gente.

Esto siempre ha sido así; el mundo nos observa buscando nuestras fallas para ridiculizarnos. Así que, cuando Jesús pregunto a los discípulos que era lo que discutían con los escribas y fariseos, ellos estaban avergonzados y no contestaron nada. La experiencia de no haber podido sanar al muchacho debió haber sido frustrante.

La misma experiencia debe ser compartida por quienes decretan y declaran y nada sucede. Sin embargo, cuando nos acerquemos a Jesucristo, para que sea El quien obre, según su santa voluntad, nadie quedará defraudado.

En este caso, la enfermedad del muchacho estaba relacionada con una posesión demoníaca. Sin embargo, debemos ser cautelosos, porque no siempre hay relación entre la enfermedad y la presencia de un espíritu inmundo. Sin duda, aquellos que cada vez que tratan con un enfermo comienzan un exorcismo, están equivocados.

En realidad, la angustia del padre de este muchacho no era nada en comparación con la que Dios mismo sentía viendo como su pueblo le había abandonado y no manifestaba una fe autentica en El, tratando de usurpar su señorío sobre todas las cosas. Por eso, la reprensión del Señor a todos los presentes(y a nosotros) en este episodio:

"¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuando he de estar con vosotros?¿Hasta cuando os he de soportar?"(Marcos 9:19).

La gravedad de esta amonestación radica en el lenguaje utilizado por Jesús, muy similar al que Moisés uso siglos atrás para amonestar al pueblo de Israel por haberse apartado de Dios para ir en pos de los ídolos(cualquier cosa que adores que no sea Dios):

"Generación torcida y perversa. ¿Así pagáis a Jehova, pueblo loco e ignorante"(Deuteronomio 32:5-6)

Esto nos recuerda que siempre debemos acudir a Jesús cuando todo lo demás falla(aunque la primera opción debe ser El). Si no avanzamos en nuestra vida cristiana, es por nuestra falta de fe, y no por culpa de otros. La verdadera fe se somete siempre a la voluntad de Dios y confía en El.

La plena comunión con Dios y en dependencia de El, se traduce en poder para Su servicio. Todo intento de servicio al Señor, sin tener una comunión dependiente y constante con El, acabará siendo estéril y vano. Recordemos las palabras de Jesús y guardemosla en nuestros corazones:"Sin mi nada podéis hacer"(Juan 15:5).

Aunque Santiago 4 habla sobre "la amistad con el mundo", podríamos aplicar a los decretan y declaran y nada pasa, y nada reciben, lo siguiente:

"Pedís, y no recibís, porque pedís mal"(Santiago 4:3)


Referencias: Biblia - escuelabiblica


10/30/2017

¡Hazlo Realidad!


Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar: Sobre ti fijare mis ojos.(Salmo 32:8)


Saludos. Creer que las situaciones difíciles se van a arreglar por medios mágicos y extraordinarios, como por ejemplo: con una lotería, una cruz magnética, un amuleto, un brujo, ilegalmente, una religión, un pacto con Dios, seguir a falsos apóstoles y profetas y que, a la hora menos pensada nuestras penas se transformarán en felicidad. Eso se llama "fantasía"

Hay dos clases de fantasía: La Buena, que consiste en entregar nuestras causas a Dios, y echar imaginación para tratar de buscarle remedio a la mala situación, ésta es, una verdadera fabrica de buenas ideas. Cuando menos se piensa proporciona soluciones que antes ni habíamos sospechado. Y La Mala Fantasía, la dañosa, la falsa fantasía, que consiste en soñar, solamente en soñar, sin tomar acción ni hacer nada real por solucionar los problemas, y entregarnos a la esclavitud religiosa, con todo y las consecuencias que ello trae.

"Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta ley, que es la de la LIBERTAD, y perseverado en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho." (Santiago 1:25)

En adelante, hecha cabeza sin cesar para encontrar la solución, y extiende una mano en busca de ayuda, hacia aquel que prometió: "Todo el que pide recibe, y todo el que busca halla." (Mateo 7:7), y con la otra mano, lucha contra las corrientes de las adversidades, sin dejar de trabajar un solo día por mejorar la situación.

Las soluciones no brotan de la tierra, hay que actuar con mucha Fe, Determinación, Pasión, y Constancia. Así que, querido amig@, piensa desde hoy: ¿Que voy a hacer para mejorar mi situación?¿Leeré algo mas al respecto?¿Pediré algún consejo?¿Buscaré amistades que me ayuden y guíen?


Siempre que enfrentamos una crisis, debemos tomar una posición de Avanzar de la mano de Dios.

Cuando nos Determinamos a sacar nuestras causas adelante, se necesita pasar de una decisión a la Acción, si solo permanecemos con la idea en la mente, poco puede servir lo reflexionado.

La crisis es una bendición, actúa en FeDeterminarte es progresar Constantemente, no se llega al Éxito sin Pasión.

"Tú pues, sufre trabajos como fiel soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se embaraza en los negocios de la vida; a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y aun también el que Lucha, no es coronado, si no luchare legitimamente" (2 Timoteo 2:3-5)

La Lucha debe ser constante, no existe el progreso sin la Lucha, fracasan los que no Luchan.

La Lucha acrecienta el poder de la perseverancia, dejar de Luchar es destruirnos a nosotros mismos, el éxito se corona a través de la Lucha, el progreso es el premio a todos los esfuerzos.

El fracaso no significa que usted ha sido un tonto, hay que intentar muchas veces, y cada vez, empezar de cero. No pienses que no lo lograras, es necesario darse muchas oportunidades.

"¡Animo no tengan miedo! ¡Aquí esta su Dios para salvarlos, y a sus enemigos los castigara como se merecen!" (Isaias 35:4)


Desde hoy, tienes que convertirte en un fabricante de sueños, ¿por que?, tienes que creer que un sueño se vuelve realidad.

Debemos cambiar nuestra mentalidad de administradores a fabricantes de sueños, de directores a fabricantes de sueños, de empleados a fabricantes de sueños.

Dios te esta poniendo en este mismo momento en una posición desde la cual puedes convertir lo ordinario en trascendental ayudando a otros a hacer realidad sus sueños, no se trata de que uno se desprenda de sus sueños, sino de que, no permitas que tus sueños se conviertan en tu ídolo.

Sepan que Dios hace nuestros sueños realidad cuando hacemos realidad los sueños de los demás.

No te sientas movido por el deseo de tener éxito; cada cual tiene una idea distinta del aspecto que el éxito tiene. Déjate mover siempre por el deseo de sentirte realizado. El éxito trae consigo una felicidad que dura poco; la realización trae consigo gozo que perdura.

¿Querrías ver que en tu vida se hace realidad lo mejor que Dios tiene para ti? ¡Conviértete en un Fabricante de Sueños!¡Hazlo Realidad!


Referencias: Biblia - "Liderazgo Vertical" de Craig Johnson.



10/23/2017

¿Quien Tiene La Razón?


La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor. El hombre iracundo mueve contiendas: Mas el que tarde se enoja, apaciguará la rencilla.(Proverbios 15:1, 18)

Saludos. ¡Hay personas que creen tener siempre la razón! Si eres una de ellas, créeme, es problema de tu cerebro.

El hecho de no aceptar otro punto de vista refleja la poca confianza que tienes en los demás. No escuchas las opiniones y argumentos de los otros porque no valoras lo que éstos puedan decir, lo que te hace tener poca empatía con otras personas.

Estas obsesionada(o) con tener el control de las situaciones. Todo lo que sea salirse de tus normas y tu rutina te incomoda, por lo tanto no estas a gusto con las situaciones novedosas y con los cambios. Esto te convierte en una persona poco flexible y, en muchas ocasiones, realmente maniática, ya que desarrollas una serie de rutinas en tu vida que acaban convirtiéndote en imprescindible.

Esta actitud soberbia enmascara muchas veces una personalidad insegura, que necesita constantemente el reconocimiento de los demás, y creen que imponiendo sus opiniones pueden conseguir ese prestigio y reconocimiento que tanto anhelan.
El ejemplo más característico de este tipo de personalidad llevada al límite, serían los dictadores, personas que creen estar en posesión de la verdad absoluta y no respetan ninguna idea ni opinión que difiera de las suyas. Esta clase de personalidad se puede producir en cualquier nivel social o profesional.

"Porque el que estima de sí que es algo, no siendo nada, á sí mismo se engaña."(Galatas 6:3)

Es aquí donde entra lo que, los científicos llaman "El Razonamiento Motivado" que, no es mas que nuestra tendencia a ver como aliadas a ciertas informaciones o ideasQueremos que ganen, queremos defenderlas. Y las personas que contradicen esa opinión son el enemigo y queremos vencerlas. Nos lo tomamos como algo personal. Cuando la gente se aferra a creencias falsas, a pesar de la abrumadora evidencia, se produce este fenómeno porque no sienten que estés atacando su idea, sino a ellos mismos.

Una de las causas de este comportamiento pudiera ser que, desde que somos pequeños recibimos una serie de enseñanzas e informaciones de diferentes medios que van configurando nuestra manera de pensar. Las opiniones de nuestros círculos mas cercanos; la familia y los amigos, son las que mas marcan y mas influyen en nosotros.

Cuando siempre recibimos opiniones e información en el mismo sentido, nuestras posturas se van haciendo mas inflexibles y nos volvemos radicales defendiéndolas, y no admitimos otros puntos de vista distintos del nuestro. Este, posiblemente, sería el origen del fanatismo politico y religioso.


"Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio." (1 Corintios 3:18)

Todos conocemos y tratamos con personas que creen tener siempre la razón,  y que, por mucho que argumentemos en contra o expliquemos nuestra postura, no lo van a aceptar, sí es un punto de vista diferente al suyo. Estas personas emplearán todos los medios posibles para imponer su criterio. Si no lo consiguen, pueden intentar manipularnos, hacernos sentir culpables, entrar en cólera, etc. Si finalmente cedemos y aceptamos su opinión como valida, intentarán humillarnos por haber contradicho su criterio. Esto suele derivar, sobre todo en el ámbito de la pareja, en discusiones constantes que pueden acabar deteriorando la relación hasta la ruptura o bien a la frustración de aquel que se ve siempre obligado a aceptar la opinión del otro.

¿Como ganar siempre una discusión con tu pareja para beneficio mutuo?

1. Prepara lo que vas a decir.
A veces las discusiones surgen de un momento a otro, sin que tengas tiempo de pensar siquiera que vas a decir, pero generalmente sabemos en qué situaciones pueden aparecer, y no es mala idea que nos preparemos de antemano. “Antes de iniciar una discusión piensa cuidadosamente qué vas a discutir y qué es lo que quieres”, esto puede sonar obvio, pero es sumamente importante.
Muchas parejas entran en la dinámica de discutir por discutir, y acaban peleando por la forma, no por el fondo, un círculo vicioso que no lleva a ningún sitio.

2. Elige bien el momento y el lugar.

Cuando ya sepas de qué vas a hablar, y antes de entrar en materia, piensa si ese es el momento y el lugar adecuado para tener una discusión. Si crees que tu pareja ha hecho algo mal, no se lo digas en cuanto te enteres, quizás des al asunto más importancia de la que tiene. Piensa qué es lo que te molesta y aborda la cuestión en un lugar neutro y un momento tranquilo. Y si el que se ha equivocado eres tú, trata de retrasar la discusión.

3. Deja hablar a la otra persona.

Para salir victorioso de una discusión de pareja lo mejor es que dejes que la otra persona hable la mayor parte del tiempo: “Suena tonto, pero debes tratar de escuchar el 75% de lo que te dicen, y hablar sólo el 25%. Si escuchas atentamente podrás superar sus argumentos más fácilmente”.

4. Ten preparado un plan B.

Para no acabar en un callejón sin salida, trata de tener preparada una salida que, puede dar por terminada la discusión cuando se vuelva incómoda.

5. Pase lo que pase no te enfades.

Generalmente, el problema de discutir no es la pelea en sí, sino todo lo que conllevan después: las rencillas, los menosprecios, los enfados… Si quieres salir airoso, trata de dar por terminadas las hostilidades en cuanto finalice la discusión.
Debes preguntarte que vas a lograr cuando discutes con tu pareja, Si quieres humillarla o avergonzarla entonces te va a ir mal a tu relación.

"Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse." (Santiago 1:19)
El “razonamiento motivado” se encuentra afectado por nuestras aspiraciones, metas y expectativas. Así que ahora la próxima vez que estés discutiendo con un amigo o con tu pareja date el beneficio de la duda, detente un segundo y reflexiona porque es muy posible que no tengas la razón

Referencias: Biblia - lavanguardia.com - psicoblog
el confidencial.com - lechepuleva.es

10/12/2017

Un Solo Camino


Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.(Juan 14:6)

Saludos. La paz del Señor sea con ustedes. Muchas veces(incluyéndome) buscamos el significado de una cita bíblica a través de una estudio o de una exegesis teológica de esas que abundan en la web. Obviamente son interpretaciones de hombres, y en el peor y mayoría de los casos, amañadas y torcidas a conveniencia, para mantener en esclavitud a sus seguidores, y por supuesto, por ganancia deshonesta. Afortunadamente y gracias al Señor, contadas veces encontramos buenas interpretaciones, ajustadas a la santa y sana doctrina de Jesucristo. 

¿Como identificar una interpretación no ajustada a la doctrina de Jesucristo? No importa cuan amañada esté, cuando es el Espíritu Santo de Dios quien nos guía, nos dará el discernimiento(diferenciar, por medio del entendimiento, entre lo bueno y lo malo) y nos enseñará todas las cosas.

"Pero la unción(Espíritu Santo) que vosotros habéis recibido de El, mora en vosotros, y no tenéis necesidad que ninguno os enseñe; mas como la unción(Espíritu Santo) misma os enseña de todas cosas, y es verdadera, y no es mentira, así como os ha enseñado, perseveréis en El"(1 Juan 2:27).

Aclaremos algo antes de continuar: ¿Todos tenemos el Espíritu Santo de Dios? Dice que, "Recibimos al Espíritu Santo de Dios en el momento en que creemos en Jesucristo como nuestro Salvador", no solo de palabra, sino de corazón.

"Si me amáis, guardad mis mandamientos; Y yo rogaré al Padre, y os dará otro consolador, para que esté con vosotros para siempre: Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está en vosotros, y será en vosotros"(Juan 14:15-17).

"Empero cuando viniere el Cosolador, el cual yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, El dará testimonio de mi. Y vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio"(Juan 15:26-27).

"Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa"(Hechos 16:31).

Muchos creen que han aceptado a Jesucristo como su Salvador, pero en realidad, voluntariamente o por ignorancia, solo han creído y seguido a hombres(falsos apóstoles, profetas y pastores) y su falsa doctrina, por lo tanto el Espíritu Santo de Dios no puede morar en ellos. Dice:

"Mas vosotros no estáis en la carne, sino en el espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El"(Romanos 8:9).

Es por lo anterior que, éstos no tienen ni el discernimiento, ni el entendimiento, para comprender lo que el Señor quiere decirnos en Su Palabra. ¿Por que sucede ésto? Veamos:

"En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, que hayas escondido estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las hayas revelado a los niños(los que en El creen de corazón y obedecen Su Palabra). Así, Padre, pues que así agradó en tus ojos. Todas las cosas me son entregadas de mi Padre: y nadie conoció al Hijo, sino el Padre; ni al Padre conoció alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quisiere revelar"(Mateo 11:25-27).

La anterior, es la respuesta que me doy y les doy(investigando en las Escrituras), acerca del porque algunos religiosos no logran entender, entre muchas otras, la cita con la que inicie ésta publicación: Juan 14:6, cita que se explica sola, sin necesidad alguna de exegesis teológica.

Pedir la intercesión, ante el Padre, de santos con aureola en la cabeza, vírgenes de todo tipo denominación y color, de hombres creyendo en sus falsas doctrinas y tradiciones; es entrar en plena desobediencia a la Palabra del Señor, y esto es pecado, "y la paga del pecado es muerte"(Romanos 6:23). Ante el tribunal de Dios, créeme, la ignorancia de la Ley(Su Palabra), no será excusa.

"Pedís, y no recibís, porque pedís mal"(Santiago 4:3).


Para terminar, entendamos un poco, la orden mas directa de Dios que, pude encontrar:

"Y vino una nube que les hizo sombra, y una voz de la nube, que decía: Este es mi hijo amado: A EL OID" (Marcos 9:7).

En medio del contexto(Marcos 9:1-13) de esta escena tan gloriosa, lo que se subraya es la declaración del Padre: "Este es mi hijo amado: a El oid". Los grandes representantes de la Ley y los profetas del Antiguo Testamento, habían tenido un ministerio preparatorio que se cumplió con la venido de Jesús. Una vez Cristo presente, todos los hombres debían y deben escucharle a El:

"Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo"(Hebreos 1:1-2).

Como dice el dicho: "Las estrellas desaparecen cuando sale el sol", sustentado en Malaquias 4:2.

Inmediatamente, Moisés y Elias desaparecieron(Marcos 9:4, 8), dejando solo a Jesús. De alguna  manera, tanto el legislador como el profeta, cedían el lugar principal a Cristo, porque a pesar de toda su inminencia, no eran mas que hombres. Solo Cristo podía llevar a cabo la redención del mundo, solo Jesucristo "Es el camino, y la verdad, y la vida, a El Oid"

Referencias: Biblia - Escuelabiblica

9/25/2017

¡Si No Cambias, No Habrá Cambios!


Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió.(Marcos 2:14) 

Saludos. Leví es el nombre que Mateo, el autor del primer Evangelio, usaba entre los judíos. Era un publicano(cobrador de impuestos para Roma) que tenía su puesto de tributos públicos junto al mar de Galilea. Desde allí, en muchas ocasiones observo a Jesús mientras predicaba o sanaba enfermos, a los que concedía alivio inmediato, pleno, generoso, y gratuito. Así que, cuando Jesús le llamó a seguirle, respondió inmediatamente.

A pesar de todo el dinero que hubiera podido ganar, seguía habiendo un gran vació en su corazón que necesitaba llenar. Y con total seguridad la persona de Jesús no dejaba de cautivarle. El no era como los grandes rabinos, no se sentía rechazado por El, de hecho sus Palabras penetraban en su corazón y estimulaban su conciencia. Ademas se mostraba compasivo, incluso amigo de los pecadores. Seguir al Señor fue un gran milagro de liberación, necesitaba un cambio. "La gracia de Dios transforma al pecador". Lo mismo sucedió con Zaqueo, otro publicano que, tan pronto Jesús entro en su casa, el dejo inmediatamente las malas practicas y anuncio un programa magnifico de filantropía, no con la idea de persuadir a Cristo a aceptarle, sino porque Cristo ya le había aceptado(Lucas 19:2-10).

"Si no cambias, no habrá cambios", todo empieza con cambios, y los cambios son desde adentro, no pretendas que tus cambios estén sujetos al cambio de los demás, cambia tu desde adentro, y cuando los demás vean tus cambios, por reflejo veras cambios en ellos hacia ti.

"Cuenta la historia, que hacia el año 50 a.C., una mañana de otoño, mientras en los patios exteriores la hojas caían de los altos arboles como danzando al viento frio proveniente del norte, y que parecía más bien venir de todas partes; en los aposentos privados del triunviro y gobernador de las Galias, a los 43 años, Cayo Julio Cesar se miró al espejo.

Su mirada fría, tan fría como aquel viento del norte, se posó fija en su reflejo. Un descubrimiento lo helo y lo dejo estupefacto. El reflejo de su figura en el espejo y el espejo mismo, se habían transformado en una indescifrable máquina del tiempo.

Una máquina que lo transporto en cuestión de segundos por la historia de las glorias de sus antepasados, que a su edad, ya se habían convertido en leyendas dignas de grabarse en la memoria colectiva de Roma. Sin embargo, a los 43 años, el hombrecillo pálido y calvo que miraba en el espejo distaba mucho de las glorias de la aristocracia romana y de su familia patricia. En ese momento, sin duda, supo que aquel reflejo no era él, o al menos, no era el que sus sueños hubiesen querido que fuera. Esa mañana gris, en el espejo, Cayo Julio Cesar no vio reflejado al hombre de sus sueños.

Ese descubrimiento cambio su vida para siempre y forjo el destino de un imperio: en ese instante congelado en el tiempo, mientras la caravana de hojas secas formaban una alfombra variopinta usada por la naturaleza para enseñarnos la fragilidad de la vida misma, Cayo Julio Cesar decidió tomar el control de su vida y tomo la determinación de entregar hasta el último aliento por hacer sus sueños realidad.

¿Te ha ocurrido alguna vez que parado frente al espejo ves tu reflejo pero no a la persona en que has querido convertirte?

¿Te ha ocurrido que en lugar de ver una persona de éxito, de sueños cumplidos ves una persona esclava de los horarios de trabajo, sin tiempo, ni dinero, ni energía, para hacer o ser lo que realmente quieres?

¿Te ha ocurrido que en el fondo de tu corazón te decepciona la imagen del espejo?

A mí sí.

El otoño del 50 a.C. fue frio como pocos, pero Cayo Julio Cesar tenía prisa. Esa misma tarde, luego de su experiencia con el espacio-tiempo y tras su firme determinación de lograr la realización de todos sus sueños o morir en el intento, convoco a todos los jefes de las legiones a su cargo; su equipo de confianza con el que había logrado sonadas victorias militares para Roma. Les hablo con la pasión de quien tiene un propósito, un porque; les transfirió su visión, los convenció de su empresa y comenzaron entonces a planear como apoderarse del imperio, ¡De todo el imperio! Ese era el sueño de Julio Cesar: gobernar el imperio y que su nombre fuera recordado por mil años, ya van ¡2.067!"
(Introducción de la obra "El Efecto Julio Cesar" del autor Moisés David Hernandez)

Querido hermano, hoy, mírate al espejo y dime si ves la persona que siempre has querido ser, si no lo eres, toma una decisión, entra en acción y determinate a cumplirla. Lo que decidamos hoy no solo impactara nuestro futuro, sino también el de nuestras familias y entorno. Llego la hora de "hacer cambios" (Nehemias 2:18).

El descubrimiento de Julio Cesar que, a sus 43 años no había logrado sus sueños, lo motivo a hacer cambios en su vida, y consiguió motivar a otros. Como resultado, logro la conquista de sus sueños y del Imperio Romano. 

Mateo, como consecuencia del rechazo del que eran objeto los publicanos y sus familias, tanto en la vida pública como religiosa, se sentía vació, su corazón no lo llenaba el dinero o las posesiones que tenia, ¡necesitaba un cambio!, y este sentimiento muy seguramente carcomía su mente mucho antes de conocer a quien mas tarde sería su Señor. Escuchar y ver actuar desde su puesto de trabajo, a ese personaje que no rechazaba a nadie y a todos trataba con un inmenso amor, con misericordia y gratuidad, potencio ese deseo de cambio en su vida que tanto necesitaba. "Y levantándose le siguió", fue el mejor cambio que pudo haber hecho en su vida, y como resultado, fue perdonado y liberado con esa libertad que solo da Cristo Jesús:

"Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres." (Juan 8:36) 

"Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte." (Romanos 8:2)

¿Con lo que has estado haciendo hasta ahora y como lo has estado haciendo, se acerca un poco a tus sueños, a lo que quieres ser y hacer? Si no es así, necesitas cambios en tu vida, y solo hay una cosa en este mundo, aparte de Jesucristo, que tiene la habilidad de cambiar nuestra vida en un instante, ¿Sabes lo que es? Es Acción. El primer paso, tienes que tomar una decisión. ¡Si No Cambias, No Habrá Cambios!

Referencias: Biblia - Escuelabiblica

9/18/2017

Pruebas y Padecimientos


Y Comenzó a enseñarles que, convenía que el Hijo del hombre padeciese mucho(Marcos 8:31, 9:31, 10:32-34).

Saludos. Una vez que los discípulos entendieron que Jesús era el Mesías(Juan 8:29), se hacia necesario que, comprendieran también que tipo de Mesías era. Para entender la importancia de lo que Jesús quería decir, debemos observar bien el lenguaje que empleó: "Convenía". Pero ¿por que convenía? Porque formaba parte del plan Divino para el establecimiento de su reino. Los judíos no habían considerado el grave problema del pecado en el ser humano, pero el Señor sabia que, no es posible implantar los grandes principios de Su Reino, expuestos claramente en el sermon del monte(Mateo 5-7), en corazones sin regenerar, y que no había otra forma de conseguirlo, sino por medio de su muerte y resurrección.

El Señor no solo dijo que iba a padecer mucho, sino que también especifico que serían los mismo lideres espirituales del pueblo que, no aceptaban sus pretensiones mesiánicas, quienes le desecharían(Marcos 8:31).

Algo similar sucede hoy día, muchos desechan la Palabra del Señor a causa de las falsas enseñanzas de sus lideres religiosos.

Finalmente el Señor les dijo(a sus discípulos) que, sus padecimientos habrían de terminar en la muerte, y mas tarde en la resurrección. Y aunque no se detuvo en ese momento a explicar la razón por la que, todo esto "convenía", de alguna manera estaba adelantando el hecho de que, la vida había de surgir de la muerte, y que la aparente derrota de la cruz, sería seguida de la Victoria de su resurrección(Marcos 8:31).

Aquí, vale la pena detenerse a meditar un poco sobre éstas Palabras de nuestro Señor. Es cierto que, a veces nos vemos sometidos a muchas "Pruebas y Padecimientos"(ninguna que no podamos soportar 1 Corintios 3:10), pero el Señor nos enseña que todo es necesario y tiene un propósito especifico, y que si ponemos nuestra fe en la Cruz(no un madero, sino el acto de misericordia al morir por nosotros), El nos traerá de derrota a victoria, de muerte a vida(1 Pedro 5:10).

Muchos(como los discípulos de Jesús), no entendemos el mensaje de la Cruz, por lo tanto no colocamos nuestra fe en ella. El Apóstol Pablo dice: 

"La palabra Cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios."(1 Corintios 1:18)

Pero, ¿por que no logramos entender ese mensaje, ademas de otros? Porque no ponemos la mirada en las cosas de Dios, sino en la de los hombres:

"Pero el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."(1 Corintios 2:14).

El hombre piensa en su propia gloria, prestigio, posición social, influencia, fama y exaltación; confiado en su propias fuerzas e inteligencia, y no las de Dios, ni para su Gloria. Entonces, El busca llamar tu atención por medio de "Pruebas y Padecimientos" necesarias; y si estando en ellas, perseveras hasta el fin, entonces, según su Santa voluntad, seras aprobado(2 Corintios 9:8-9).

Pedro, como los otros discípulos, no había entendido que tipo de Mesías era Jesús, y cuando El les dice que tenia que morir para liberarlos, Pedro reprocha al Señor, el cual rechaza su postura(Marcos 8:33). Hasta ese momento, ir en pos de Jesús, había consistido básicamente en acompañarle,  escucharle y verle actuar, pero a partir de ahí, el Señor requirió un grado de compromiso mucho mayor.

Pero, ¿quien querría seguir por el camino que les estaba describiendo de rechazo, padecimiento y muerte? Desgraciadamente, tanto entonces como ahora, no son muchos los que eligen seguir de verdad a Jesús(Lucas 5:11). La Cruz era un medio de ejecución, y por lo tanto "tomar la Cruz" implicaba morir. Pero el Señor no se refería aquí a la muerte física, sino a la muerte del hombre pecador. La muerte es un requisito indispensable para poder llegar a ser un seguidor de Cristo(Marcos 8:34).

Cuando estamos atravesando el desierto necesario para transformar nuestros corazones(no le pidas a Dios que cambie tus circunstancias, pídele que cambie tu corazón) en pos de Jesucristo, debemos negarnos a nosotros mismos, así estamos cediendo nuestro derecho a gobernar nuestras propias vidas para dárselo a El, y ponernos a sus ordenes.

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y no sois vuestros? Porque comprados sois por precio: glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios."(1 Corintios 6:19-20)

A partir del momento en que decidimos seguir a Jesús, asumimos su señorío  en nuestras vidas y que, debemos negarnos a todo pensamiento o acción que este basado en nuestro propio interés, y no en Su voluntad.

Sin duda tomar la Cruz resulta difícil. No nos gusta admitir nuestros fracasos y que somos pecadores y viles. Preferimos pensar bien de nosotros mismos, e intentar hacer algo para salvarnos. "Admitir", hiere profundamente nuestro orgullo. Esta es la razón por la que al hombre le gusta mas la religión que el cristianismo; porque en la religión siempre le dicen que puede hacer algo por si mismo para salvarse, mientras que, en el cristianismo tenemos que dejar que Cristo nos salve(tomar la Cruz).

Desgraciadamente, algunos parecen actuar creyendo que el hecho de que Jesucristo muriera en la Cruz por nosotros, nos da algún tipo de licencia para poder seguir viviendo en el pecado. ¡Esto no es posible! Quienes hacen esto, no han entendido lo que es ser un verdadero seguidor de Cristo, ni el mensaje de la Cruz.

Las "Pruebas y Padecimientos", también suelen sobrevenir como consecuencia de malas decisiones tomadas. Cuando nos encontremos en ellas, pidamos sabiduría al Espíritu Santo para entender el mensaje de la Cruz, y sigamosle.

"Meditemos en la Palabra del Señor"

"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas." (Santiago 1:2)

"Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman." (Santiago 1:12)

"Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración." (Romanos 12:12)

"Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría." (1 Pedro 4:12-13)

"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados." (Romanos 8:28)

"¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 8:35-39)

"Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." (Juan 16:33)

"Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia." (Romanos 5:3)

Referencias: Biblia - Escuelabiblica